Barcelona derrapa ante Girona y cede el liderato

 

 

Barcelona derrapa ante Girona y cede el liderato

 

Girona se planta en el Camp Nou y le saca un empate a 2 al Barcelona que pierde su perfecto y el liderato, a manos del Real Madrid, de la Liga española

 

Todo es relativo. Lo que para unos puede parecer una catástrofe, para otros puede tratarse de la más sonora bendición. El valor de un empate varía de una portería a otra: Barcelona 2-2 Girona. Adiós a la perfección y al liderato blaugrana, por el momento, en la Liga española.

 

Todo pintaba para ser una jornada 5 normal. Al 19′, Lionel Messi definía con precisión quirúrgica tras un pase de Arturo Vidal. Bastaron 26 minutos para que un hedor extraño se colara a la cocina; que anunciaba que el platillo de siempre no iba a estar impregnado la misma sazón.

 

Cristian Stuani y su sangre uruguaya le asestaron 2 golpes al Barcelona, y a su vez le dieron 2 caricias al Girona. Primero al 45′ y luego al 51′. Sí, los Albirrojos se habían puesto adelante en el marcador.

 

No obstante, la fantasía también tiene límites. Siempre hay algunos que no creen en ella, que le ponen un freno para dar paso a la fría realidad. Gerard Piqué empató el partido al 63′ y le puso candado al marcador.

 

A la distancia, el Real Madrid dejó salir una sonrisa gigante: los merengues son los mandones en el balompié ibérico con 13 puntos por 12 de los culés. Girona acumula 3 presentaciones de ensueño: 2 triunfos y un empate en casa de un gigante del balompié mundial.

Por primera ocasión en su historia, Girona no se tenía que levantar del suelo tras chocar con la entidad catalana. Una parte de la comunidad de Cataluña celebrará como nunca antes; la otra se rascará la cabeza y querrá pasar la página lo más pronto posible.

 

Barcelona sufrió en serio el quedarse con 10 hombres. La expulsión del francés Clément Lenglet, refuerzo para esta temporada, al 35′ por conducta violenta terminó por condicionar su accionar.

 

Y es que para parchar el boquete dejado por el galo, Ernesto Valverde sacrificó a Ousmane Dembélé e hizo ingresar al campo a Samuel Umtiti, para el complemento. La electricidad del “Mosquito” en los metros finales hubiese sido un arma muy útil para penetrar la muralla montada por Girona en los últimos momentos del partido.

 

Messi lo intentó; pero hoy la suerte no estuvo de su lado. Entre los postes y las manos del meta gironista, Bono, le negaron la posibilidad de vestirse de héroe, por enésima vez en su carrera con la playera blaugrana.

 

El cotejo entró en el contexto ideal para un equipo como Girona. Pegarle al grande, sacarle la ventaja y obligarlo a tener que ir como un vendaval hacia el frente. La tendencia del repliegue y contragolpe nunca pasará de moda en el futbol.

 

Fueron 22 los ensayos de gol que hizo el Barcelona. La mitad si llegó a su destino; la otra se diluyó entre los taponazos del bloque bajo de los Albirrojos y la mala puntería de sus tiradores.

 

La posesión de la pelota y la cantidad de pases dados son la mejor radiografía del partido: 67 por ciento para los culés, que se inventaron 732 toques de pelota, y atinaron 667 (91 por ciento de efectividad). Los Blanquivermells de Eusebio Sacristán hicieron mucho con poco.

 

Para Barcelona queda la tarea de recordar y analizar este derrape en la autopista de la Liga española; será muy cotidiano que tenga que abrir a equipos que apuesten a cerrarle los espacios y no a competirle la tenencia del balón.

Con la consiga de recuperar el primer lugar de la clasificación, el equipo de Ernesto Valverde encarará la siguiente semana, que incluye fecha doble en el torneo español. Primero, visita al Leganés; después recepción al Athletic Club.

 

Por su parte Girona, que es ya onceavo en la tabla a fuerza de sus 7 puntos, será anfitrión del Betis de Guardado y luego visitará al Huesca.