Naomi Osaka se corona en Australia y es la número 1 del tenis

 

 

Naomi Osaka se corona en Australia y es la número 1 del tenis

 

 

Tan cerca de la victoria, Naomi Osaka de repente estaba dejando escapar la final del Abierto de Australia. Llegó a estar a tres puntos de campeonato, pero lo desaprovechó. Su ventaja considerable se desvaneció. De pronto estaba jugando muy mal. 

 

 

Osaka gritaba contra sí misma. Sacó una pelota de la cancha. Se dirigió al vestuario después del segundo set con una toalla sobre la cabeza. Y entonces, después de regresar a la cancha, la japonesa fue capaz de revertir la situación tan rápido como cuando perdió 23 de 27 puntos. 

 

 

Reafirmándose, Osaka venció a la checa Petra Kvitova por 7-6 (2), 5-7, 6-4 el sábado para proclamarse campeona del Abierto de Australia y conquistar su segundo título de Grand Slam consecutivo. 

 

 

“No quería quedarme con arrepentimientos”, dijo Osaka. "Creo que si no me hubiera reagrupado después del segundo set, entonces habría recordado este partido y probablemente me pondría a llorar o algo así". 

 

 

Por si fuera poco, Osaka se convirtió en la primera tenista de Japón —sea hombre o mujer— que alcanza el primer lugar de los rankings. “Un logro increíble”, dijo Kvitova, dos veces campeona de Wimbledon. 

 

 

“No hay duda que es una grande. Ya se verá lo que le deparará el futuro”, afirmó sobre su rival.

 

 

Osaka añadió el trofeo de Australia al que se llevó en la final del Abierto de Estados Unidos en septiembre, y que siempre será recordado por la forma en que la subcampeona Serena Williams perdió un juego después de discutir con el juez de silla.

 

 

A diferencia de esa tarde en Nueva York, no hubo burlas de una multitud confundida. No hubo controversia. No hubo caos. No tuvo que compartir el foco de atención. 

 

 

Estableciéndose como la nueva súper estrella del tenis, Osaka es la primera mujer que gana dos grandes seguidos desde los cuatro que Williams enlazó entre 2014-15.