Un Ronaldo "diferente al resto" para llevar a la Juve a lo más alto

 

 

Un Ronaldo "diferente al resto" para llevar a la Juve a lo más alto

“Soy ambicioso y amo los retos, no me gusta quedarme en la zona de confort”, dijo el atacante.

 

La Juventus y Turín recibieron calurosamente al astro portugués Cristiano Ronaldo, procedente del Real Madrid, que estampó su firma en su nuevo contrato, con el objetivo de llevar a la Juve a lo más alto.

 

“Soy diferente a los demás jugadores, que piensan que su carrera está acabada cuando tienen mi edad”, declaró el estelar delantero de 33 años de edad. “Quiero demostrar que yo no soy como los demás, yo soy diferente”, añadió aludiendo a sus compañeros que privilegian a su edad los contratos jugosos en Catar o en China.

 

A sus 33 años, el cinco veces ganador del Balón de Oro mostró su habitual confianza en sí mismo, ante una nutrida presencia de periodistas de todo el mundo después de su traspaso procedente del Real Madrid a cambio de 100 millones de euros.

 

“No tengo nada que demostrar a nadie, las cifras están ahí. Todo el mundo sabe lo que yo hice en el fútbol. Pero soy ambicioso y amo los retos, no me gusta quedarme en la zona de confort. Después de lo que hice por el Manchester (United) y el Real Madrid quiero dejar mi sello en la Juve", añadió.

 

Al llegar a la sede de la 'Juve' para someterse al reconocimiento médico, Cristiano, rodeado por miembros de seguridad, fue recibido por centenares de 'tifosi' que le aclamaban: "Ronaldo, Ronaldo, Ronaldo" y "Ronaldo, trae la Liga de Campeones". "Es una gran emoción. ¡El mejor jugador del mundo! Nunca me lo hubiera imagino", declaró a la AFP Fabio, un joven hincha.

 

“Es un sueño”, exclamaba otro aficionado situado detrás de él.

 

Aunque la visita de Cristiano Ronaldo sólo durará 24 horas, fue el 'Ronalday' en la ciudad. Las camisetas blanquinegras de la Juve con el 7 de Ronaldo se venden como barras de pan, y un helado sabor 'CR7' se comercializa en los locales de la ciudad.

 

Al igual que sus aficionados, el club turinés, vigente séptuple campeón del Scudetto, confía en conquistar la Liga de Campeones, que no levanta desde 1996, mientras que Ronaldo conquistó cuatro de las cinco últimas ediciones, y ostenta un récord de 120 goles en la competencia europea.