La OEA se compromete a luchar por la justicia social y el trabajo decente

Los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) se comprometieron hoy a luchar en favor de la justicia social, el trabajo decente y el desarrollo sostenible en el continente.

La declaración de Bridgetown 2017 destaca esos tres puntos básicos en el documento aprobado este viernes que sirvió de conclusión a la vigésima Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo (CIMT) de la OEA celebrada en la capital de la isla caribeña de Barbados.

La declaración, un documento de ocho páginas, reafirma el compromiso de la organización regional con los principios de la solidaridad y la cooperación interamericanas consagrados en la Carta de la OEA, la Carta Democrática Interamericana y la Carta Social de las Américas.

"Reafirmamos los principios y propósitos de estos instrumentos, que reconocen que la justicia social, la equidad, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos son esenciales para la democracia, la paz y la seguridad, y el desarrollo sostenible", subraya el documento elaborado por los ministros y jefes de delegación de los países participantes.

Destaca además el compromiso con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas como un marco de acción, además de reconocer que la erradicación de la pobreza en todas sus formas y dimensiones es indispensable para alcanzar el desarrollo sostenible.

"Reafirmamos nuestra convicción de que el desarrollo económico, la gobernabilidad democrática, el trabajo decente y la inclusión social son interdependientes y se refuerzan mutuamente", reza el documento.

La declaración apunta que se impulsará una mayor coordinación interministerial a fin de proveer una educación, capacitación y formación de calidad y con equidad, que responda mejor a los nuevos desafíos y oportunidades del mundo del trabajo.

Queda establecido el compromiso de promover la integración de políticas y programas para profundizar la colaboración intersectorial entre ministerios de trabajo y de educación, instituciones de capacitación y actores sociales para fortalecer los sistemas de educación y formación de la región.

La declaración establece que se pondrá en marcha un plan de acción basado en la declaración y en el trabajo realizado por la XIX CIMT y que se buscará asegurar los recursos que puedan ser necesarios, según la disponibilidad de cada país.

El secretario general de la OEA, el uruguayo Luis Almagro, dijo hoy durante su intervención en la conferencia que la capacidad de la región de ser competitiva depende de contar con una fuerza laboral eficiente e innovadora.

"Nuestra capacidad para prosperar en una economía global competitiva depende de construir una fuerza laboral eficiente e innovadora. Esto solo se puede lograr si nuestros sistemas educativos se adecúan al ritmo del desarrollo", señaló Almagro durante su intervención.

ESTADO DEL TIEMPO

Go to top