EE. UU. invertirá US$200 millones para detener a migrantes

 

Presidente, Jimmy Morales inicia reuniones mañana con los presidentes de Honduras y El Salvador.

 

La primera caravana de migrantes hondureños está a punto de alcanzar el centro de México y el último grupo de salvadoreños recién cruzó la frontera entre Guatemala y México, por su parte el Ejército de Estados Unidos (EE. UU.) cerca con alambre espigado las zonas fronterizas del sur de ese país.

 

El periódico estadounidense The Washington Post reporta que el Gobierno estadounidense invertirá US$200 millones para el despliegue de 7 mil militares en los sitios fronterizos entre EE. UU. y México. 

 

Estos datos fueron emitidos por la oficina del Pentágono, con base a estimaciones de mantener a ese número de soldados en las fronteras hasta finales de 2018.

 

Según The Washington Post esta cifra es “relativamente pequeña” en relación al presupuesto que maneja el Pentágono, el cual es de US$716 millardos anuales. Actualmente Estados Unidos tiene desplegados 2 mil 100 reservistas de la Guardia Nacional en sus fronteras del sur. 

 

Estos soldados se encuentran en misión desde abril de este año, por lo cual el gobierno estadounidense ha invertido US$103 millones.

 

Reunión de presidentes

 

Mientras esto sucede en territorio norteamericano, el presidente Jimmy Morales inicia hoy su gira por Honduras y El Salvador. Esta vez, como es costumbre, los presidentes del Triángulo Norte de Centroamérica no estarán juntos los tres. 

 

Según la agenda del mandatario este domingo arriba a Honduras, pero será hasta el lunes cuando iniciará las reuniones con el presidente de ese país, Juan Orlando Hernández. 

 

 

El martes tendrá encuentros con el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

 

El Gobierno solo ha dicho que el encuentro tiene como fin abordar la crisis migratoria que enfrenta la región. 

 

Comunicación Social de la Presidencia informó que en el caso de Honduras se analizarán y evaluarán las acciones “humanitarias” en las que Guatemala ha cooperado para brindar ayuda a los migrantes que salieron del país vecino en busca de refugio en Estados Unidos. 

 

Uno de los planes es el denominado “retorno seguro”, en el cual los dos Gobiernos se encargan de financiar el transporte para las personas de la caravana que desean regresar a sus lugares de origen.

ESTADO DEL TIEMPO

Go to top