Ataque a venezolanos en Brasil: disturbios en Pacaraima contra campamento de inmigrantes

 

 

Ataque a venezolanos en Brasil: disturbios en Pacaraima contra campamento de inmigrantes

 

El gobierno de Brasil informó que enviará un contingente de soldados al municipio de Pacaraima, en la frontera con Venezuela, donde, el sábado, un grupo de residentes se enfrentó a unos 2.000 inmigrantes venezolanos que se encontraban en un campamento levantado en las calles.

 

Los 60 soldados reforzarán la seguridad que está en manos de la policía fronteriza después de que bandas de hombres armados con piedras y palos prendieran fuego a las tiendas de campaña y a las pertenencias de los venezolanos, que han huido de la grave crisis económica que enfrenta la nación sudamericana.

 

El ataque se produjo después de una protesta en la que se condenaba el caso de un comerciante brasileño que fue golpeado y robado supuestamente por cuatro venezolanos, el viernes.

 

Testigos y funcionarios de Pacaraima, en el estado de Roraima, norte de Brasil, dijeron que los manifestantes forzaron a cientos de venezolanos a cruzar la frontera a pie y, después, quemaron algunas de las pertenencias que dejaron.

 

"Fuera, fuera, fuera, vuelvan a Venezuela", gritaban algunos. Tras lo incidentes, este sábado al menos 1.200 venezolanos abandonaron Brasil en las últimas horas desde la localidad fronteriza de Pacaraima para volver a su país, confirmaron fuentes del Ejército.

"Fue terrible, quemaron las tiendas de campaña y todo lo que estaba adentro", le dijo a la agencia de noticias AFP, Carol Marcano, una venezolana que trabaja en Boa Vista y que estaba en la frontera regresando de su país.

 

De acuerdo con la secretaria de Seguridad del estado de Roraima, Giuliana Castro, tras regresar a territorio venezolano, los inmigrantes "atacaron a un grupo de 30 brasileños que estaban comprando al otro lado de la frontera y que debieron ser llevados a un refugio", informó la agencia de noticias Reuters.

 

Según Marcano algunos venezolanos reaccionaron destruyendo un automóvil con placa brasileña.

 

Tanto ella como otras personas se refugiaron en la alcabala de control fronterizo del lado venezolano.

 

En Boa Vista se estima que hay 50.000 venezolanos, cifra que representa el 15% de la población de la ciudad.

 

El diario digital brasileño O Globo informó que las autoridades locales se encuentran investigando los disturbios.

 

"Tenemos vídeos y fotos de los autores de este acto. Cerca de 2.000 brasileños participaron en la revuelta. Donde había venezolanos, iban y destruían todo. 

 

Intentaron invadir un refugio federal, pero no tuvieron éxito porque la Policía Militar junto a la Policía de Carreteras Federal actuaron con rapidez", dijo un teniente que O Globo identificó como Marques.

 

En los videos que se han difundido en las redes sociales, se puede ver ropa y bolsas con pertenencias regadas en el piso, neumáticos en llamas, personas cruzando la frontera y la movilización policial.

 

Según el diario Folha de Sao Paulo, el ejército repudió "los actos de vandalismo y violencia contra cualquier ciudadano, independientemente de su nacionalidad".