Comisión de CIDH comenzará mañana visita a Nicaragua para investigar la violencia

 

 

Comisión de CIDH comenzará mañana visita a Nicaragua para investigar la violencia

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llegará el viernes a Nicaragua, mientras ese país asiste con pesimismo a la antesala de la segunda reunión del diálogo nacional.para poner fin a las protestas, que causaron entre 58 y 65 muertos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) comenzará mañana viernes su visita a Nicaragua para investigar la violencia que se vive en ese país desde mediados de abril, según anunció este jueves su secretario ejecutivo, Paulo Abrao.

"Mañana empezaremos nuestra visita de trabajo para monitorear la situación de los derechos humanos en Nicaragua", escribió Abrao en su cuenta de Twitter.

La Comisióncomenzará su trabajo dos días después de que comenzara el diálogo nacional en busca de una solución a la grave crisis que atraviesa ese país y que tiene como mediadora a la Iglesia Católica nicaragüense.

La Comisión, con sede en Washington, es un organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se encarga de velar por el respeto a los derechos humanos en el continente.

El canciller nicaragüense, Denis Moncada, avanzó el miércoles recién pasado que este jueves llegaba una delegación de 11 integrantes de la CIDH.

La delegación, integrada por 11 personas, permanecerá en ese país entre el 18 al 23 de mayo y se entrevistará con distintos sectores, incluidos grupos opositores que reclamaron su presencia para el esclarecimiento de las más de 60 muertes y más de 500 heridos producidas durante las protestas antigubernamentales que sacuden 

 

Nicaragua desde el 18 de abril  por la aprobación por decreto de una reforma del Seguro Social que afectaba a las pensiones.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que preside el cardenal Leopoldo Brenes, es mediadora en las pláticas, en las que los sectores estudiantiles, empresarios y grupos de la sociedad civil que se oponen al Gobierno de Ortega buscan una democratización e incluso la renuncia del mandatario.

 

Ambiente de guerra se mantiene

 

Salvo Jinotega (norte), donde se reportaron agresiones de partidarios de Ortega, el resto de ciudades donde se han dado enfrentamientos amanecieron en calma, las barricadas continúan en sus lugares, con lo que el ambiente de guerra se mantiene, después de 30 días de violencia y una lista de entre 58 y 65 muertos.

"Debemos permanecer en las calles exigiendo la renuncia del Gobierno", aseguró uno de los estudiantes.

 

En algunas de las principales carreteras de Nicaragua, como las que conforman la autopista Panamericana, los manifestantes anunciaron que flexibilizarán el tráfico y dejarán pasar alimentos y combustible, para evitar el desabastecimiento.

En la zona Pacífico de Nicaragua los autobuses de algunas rutas interurbanas volvieron a las calles, mientras que en la capital, Managua, el transporte urbano colectivo trabaja con cierta normalidad.

 

No obstante, en la capital nicaragüense volvieron las protestas por el alza de combustibles, lo que ha sido una constante en 11 años de la administración de Ortega.

Las sedes de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), y Universidad Nacional Agraria (UNA), continúan ocupadas por los estudiantes, quienes ya mostraron su rechazo al diálogo nacional.