El 60% de los menores albergados en Tornillo son guatemaltecos

 

 

El 60% de los menores albergados en Tornillo son guatemaltecos

 

 

En total, son 950 guatemaltecos de 13 a 17 años (de una población total de mil 600) los que se encuentran en el albergue, que en principio funcionaría hasta agosto y que tenía capacidad para mil 200 albergados, pero que debido a la cantidad de menores migrantes se amplió a tres mil 800 y funcionará al menos hasta fin de este año.

 

Los menores son originarios principalmente de San Marcos, Huehuetenango, Quiché, Quetzaltenango, Totonicapán y Sololá, el resto es de El Progreso, Retalhuleu, Izabal, Chiquimula y Petén.

 

 

Según el informe remitido por el consulado de Del Río, los menores están próximos a ser reunificados con sus familiares en EE.UU y están “en buen estado de salud y ánimo” y las instalaciones, pese a ser temporales son adecuadas.

 

 

Las autoridades aseguraron que ninguno de los menores se quejó de malos tratos o de las atenciones que reciben en el lugar, incluso, “se constató que no hay hacinamiento y que los jóvenes cuentan con acceso a servicios de salud las 24 horas, orientación psicológica, espacios limpios” y que reciben alimentación adecuada.

 

La visita que efectuó al albergue de Tornillo el cónsul de Del Río, Tekandi Paniagua, respondió a un requerimiento que efectuó días atrás, relacionada a una publicación del medio estadounidense The New York Times en la cual se afirma que se trasladó a ese lugar a muchos menores en horas de la noche y sin previo aviso.

 

 

La Cancillería informó que, según encargados del albergue temporal de Tornillo, algunos traslados se hacen de noche, pero que otros son por la mañana o la tarde, ya que depende de la logística de la movilización.

 

Los números de Tornillo reflejan una realidad innegable, que la mayoría de niños, niñas y adolescente que están arribando a EE. UU. de manera irregular y no acompañados son guatemaltecos.

 

 

Según registros de la Patrulla Fronteriza de EE. UU., de octubre del 2017 al 31 de agosto del presente año, 20 mil 701 menores que llegan solos a ese país se han entregado a las autoridades estadounidense, contra nueve mil 830 hondureños, nueve mil 300 mexicanos y cuatro mil 371 salvadoreños.

 

 

En cuanto a familias se refiere, en el mismo periodo, se han interceptado a 42 mil 757 familias originarias de Guatemala, 33 mil 123 de Honduras, 11 mil 525 de El  Salvador y dos mil 36 de México.