“Estamos con ustedes”, dice el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, al pueblo de Venezuela

 

 

 

“Estamos con ustedes”, dice el vicepresidente de EE. UU., Mike Pence, al pueblo de Venezuela

 

 

“Mientras hacen que sus voces se hagan oír mañana, en nombre del pueblo estadounidense le decimos a la buena gente de Venezuela: Estamos con ustedes”, afirmó Pence en el video.

 

 

“Estamos con ustedes, los apoyamos, y los seguiremos apoyando hasta que la democracia en Venezuela sea restaurada, y sus derechos de libertad que les pertenecen sean reivindicados”, añadió.

 

 

El vicepresidente, además, reiteró que la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), controlada por la oposición, es el “último vestigio” de la democracia en Venezuela y reiteró su apoyo al presidente de esa Cámara, Juan Guaidó.

 

 

Al respecto, Pence aseguró que EE .UU. respalda la “valiente decisión” que tomó Guaidó la semana pasada al declarar “usurpador” a Maduro y reafirmar los poderes de la Asamblea Nacional con la invocación de unos artículos de la Constitución que podrían abrir la puerta a la convocatoria de unas nuevas elecciones.

 

 

El video difundido por la Casa Blanca tiene subtítulos en español, idioma que el vicepresidente utiliza para saludar con un “hola”, pronunciar la frase “estamos con ustedes” y decir la palabra “libertad”, así como para despedirse al final de su mensaje: “Muchas gracias y vayan con Dios”

 

 

La Unión Europea (UE), el Grupo de Lima y EE.UU. han rechazado la toma de posesión de Maduro, que está en el poder desde 2013 y resultó reelegido para un periodo de seis años más en unas elecciones celebradas el pasado mayo y no reconocidas por la mayor parte de la comunidad internacional.

 

 

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, dijo este martes que las declaraciones de su homólogo estadounidense, Mike Pence son un llamado “abierto” a un golpe de Estado en el país y aseguró que el Gobierno de Nicolás Maduro “no va a permitir” que EE. UU. se inmiscuya en sus asuntos.

 

 

“Hoy ha aparecido el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, llamando abiertamente a un golpe de Estado en Venezuela. No vamos a permitir que se inmiscuyan en nuestros asuntos”, dijo Rodríguez en una alocución transmitida por el canal estatal VTV.

 

 

“Le decimos “yankee go home”, ocúpese de los asuntos de los Estados Unidos, que aquí hay un gobierno que se va a ocupar de Venezuela”, agregó.

 

 

Asimismo, la vicepresidenta sostuvo la denuncia hecha minutos antes por su hermano, el ministro de Información venezolano, Jorge Rodríguez, quien dijo que Pence ordenó actos violentos en el país y aseguró que para la marcha opositora que se prepara para mañana incitó a que se creen “falsos positivos”.

 

 

 

La oposición venezolana convocó a este 23 de enero a una marcha en rechazo al segundo mandato del jefe de Estado desde distintos puntos de Caracas (capital) entre los que se cuenta la barriada de Cotiza, donde ayer se sublevaron militares contra el gobierno de Maduro.

 

 

El chavismo gobernante también convocó a movilizaciones desde distintos puntos de la ciudad, uno de los cuales, en la Avenida Nueva Granada en el oeste, donde también se concentrará la oposición.

 

 

La vicepresidenta venezolana aseguró que mañana saldrán a marchar como una “lección de democracia” y “en defensa de Venezuela”.

 

 

El gobierno y la oposición de Venezuela volverán este miércoles a medir sus fuerzas en las calles, en un ambiente caldeado por la fugaz sublevación de 27 militares que desconocieron al presidente Nicolás Maduro.

 

 

En su primera alusión personal al levantamiento y posterior captura de los rebeldes, Nicolás Maduro aseguró este martes en Twitter que la Fuerza Armada “ha dado incontables muestras de disciplina, cohesión y preparación para enfrentar cualquier amenaza de los enemigos de la Patria”.

 

 

Tras la rebelión militar, unas 30 pequeñas protestas se registraron en sectores populares de Caracas y sus cercanías, algunas hasta la madrugada del martes, con bloqueos de calles, saqueos a negocios, cacerolazos y choques con las autoridades, según la ONG Observatorio de Conflictividad Social.

 

 

“¡Fuera Maduro!, era lo que gritaba la gente. Fue horrible. La policía disparando y los gases lacrimógenos por todos lados. Tuve que meter a mis nietos en el baño”, describió a la AFP Dinora de Longa, de 60 años, en el barrio Los Mecedores.

 

 

 

Los focos de protesta estallaron luego de que, en medio de intensos llamados de la oposición a la Fuerza Armada para que rompa con Maduro, 27 militares robaran armas de un cuartel y se atrincheraran en un destacamento en Cotiza (norte de Caracas), donde fueron detenidos el mismo lunes.