Muerte acecha a migrantes que se dirigen a EE. UU.

 

 

Muerte acecha a migrantes que se dirigen a EE. UU.

 

Aunque la cifra de guatemaltecos que han fallecido en su ruta hacia Estados Unidos ha disminuido este año en comparación con el 2017, la muerte continúa al acecho de los indocumentados sobre todo de aquellos que se arriesgan a cruzar el desierto en la frontera sur de ese país. 

 

De acuerdo con datos proporcionados por la Cancillería guatemalteca, este año el Programa de Asistencia en la Recepción de Retornados este año se han repatriado a 80 cadáveres de connacionales que fallecieron en el extranjero, lo que da un promedio mensual de 11 cuerpos al mes, una cifra significativamente inferior a los 23 mensuales que hubo en el 2017 cuando en total se contabilizaron 272 cuerpos repatriados.

 

De los 80 fallecidos 30 personas perecieron en su ruta hacia EE. UU., 13 en México y 17 en el desierto fronterizo entre esos países. Aunque se espera que este año baje la cifra de connacionales fallecidos, las autoridades aún no han hecho un análisis de las razones.

 

 

Además, la Cancillería dio a conocer que hasta el 31 de julio han recibido 51 solicitudes de búsquedas por guatemaltecos que partieron hacia EE. UU. y que sus familiares les perdieron el rastro.

 

Águilas del Desierto, grupo fundado el 12 de junio del 2012, es una organización no lucrativa que se dedica buscar migrantes que han muerto en el desierto de Arizona y que viajaban en busca del “sueño americano”.

 

Uno de sus fundadores, Elí Ortiz, habló con Prensa Libre sobre qué los motiva para hacer esa labor, cómo actúan, y cómo se encuentra el fenómeno migratorio en el temible desierto de Arizona que en verano alcanza temperaturas extremas.

 

Los hacemos solo los fines de semana porque cada uno tiene su propio trabajo. Al recibir el reporte de familiares se notifica a las autoridades para que verifiquen si la persona no está detenida o en algún hospital, después buscamos información para ubicar un punto de referencia de dónde empezar la búsqueda, luego se convoca a los voluntarios. En una búsqueda van 20 o 25 personas.  

 

La base está en San Diego California, pero la mayoría de las búsquedas las hacemos en el desierto de Arizona. De Acá salimos viernes en la tarde luego llegamos a Arizona a las 2 de la mañana, dormimos unas dos horas y comenzamos a buscar.

 

Cuando recibimos avisos de personas vivas son búsquedas de emergencia. Tenemos que avisar a Inmigración cuando la gente se reporta y nos da su ubicación, porque es imposible para nosotros trasladarnos para Arizona desde San Diego. Ahora cuando vamos nosotros prácticamente lo que va uno buscando es solo el cuerpo.

 

Este año se cuentan 80 cadáveres de guatemaltecos que han muerto en el extranjero. Estas son algunas de las causas: