Nuevos disturbios en Nicaragua dejan tres muertos, entre ellos un estadounidense

 

Nuevos disturbios en Nicaragua dejan tres muertos, entre ellos un estadounidense

Al menos tres muertos, varios heridos, detenidos y daños a la propiedad se registran este sábado en la ciudad nicaragüense de Masaya, Estelí y Managua, en enfrentamientos entre manifestantes y policías antimotines, constató un equipo de la AFP.

"Hay un muerto, heridos y varios detenidos. Estamos en un fuego cruzado", confirmó el presidente de la Asociación Nicaragüense de Protección a Derechos Humanos (ANPDH), Álvaro Leiva.

Los disturbios se registraron desde las primeras horas de este sábado, cuando las fuerzas del orden y civiles intentaban desbloquear calles en esta ciudad, 30 kilómetros al sureste de Managua.

Leiva informó que gestionaba con las autoridades la liberación de 22 personas que fueron detenidas aunque no participaban en las protestas.

Desde una camioneta hubo un "ataque con disparos hacia barricadas" localizadas en el parque San Miguel y quienes estaban ahí atrincherados respondieron con morteros y lograron que los atacantes se retiraran, según un testimonio de un vecino a través de Whatsapp.

También se escucharon detonaciones de morteros artesanales y disparos y se lanzaron gases lacrimógenes, constató el equipo de AFP en Masaya, mientras pobladores advertían de "un francotirador posicionado" en el parque.

En el mercado incendiado por segunda vez, durante las protestas quedaron esparcidas las artesanía de madera, muñecas de tela, adornos de frutas hechas de barro.

"En ningún momento los pobladores han quemado el mercado (...) ellos (grupos de choque) vinieron muy de mañana y embarcaron (mataron) a un muchacho que estaba aquí (señala la trinchera). Estaba resguardando su barrio", dijo a la AFP Jonathan José, vecino de Masaya.

"Fue un francotirador, porque fue (un balazo de fusil) calibre (AK) 47 por el tipo de hueco (orificio) grande" donde penetró la bala, comentó Jonathan.

"Más le suplico a la gente de mi ciudad de Masaya que no salgan a la calle y se resguarden en sus casas. Es muy peligrosa la situación. ¡Me han confirmado que hay varios francotiradores dispuestos a disparar!", apuntó obispo nicaragüense Silvio Báez en Twitter.

La víctima fue identificada como Donald Ariel López, dijo a periodistas Álvaro Leiva Sánchez.

En Masaya anoche se levantaron barricadas para enfrentar los saqueos y a atacantes.

"Me informan sacerdotes de Masaya que la parroquia San Miguel está rodeada de antimotines. Dentro el Párroco Edwing Roman, Alvaro Leiva de Derechos Humanos y personal médico. 

Hay heridos y detenidos. ¡No más represión en Masaya!", escribió el obispo nicaragüense Silvio Báez en Twitter.

"Más le suplico a la gente de mi ciudad de Masaya que no salgan a la calle y se resguarden en sus casas. Es muy peligrosa la situación.

 ¡Me han confirmado que hay varios francotiradores dispuestos a disparar!", apuntó en otro tuit.

La Policía de Nicaragua reportó dos muertos, dos heridos y 11 detenidos en el marco de las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega en Managua.

"En ningún momento los pobladores han quemado el mercado (...) ellos (grupos de choque) vinieron muy de mañana y embarcaron (mataron) a un muchacho que estaba aquí (señala la trinchera). Estaba resguardando su barrio", dijo Jonathan José.

Los fallecidos son Darwin Alexander Salcedo Vílchez, de 19 años, quien murió en un hospital en el municipio de Estelí, 149 kilómetros al norte de Managua, donde fue ingresado por impacto de bala en la cabeza, y el ciudadano estadounidense Sixto Henry Vera (48), indicó esa institución.

La Policía afirmó que Salcedo Vílchez fue "víctima de grupos delincuenciales" de Estelí, y Vera de "grupos delincuenciales" que, encapuchados, con armas de fuego, morteros y bombas molotov, operan en el sector" de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), en Managua, que se mantiene tomada por un grupo de estudiantes que protestan contra el Ejecutivo.

El ciudadano estadounidense Sixto Henry Viera murió la madrugada de este sábado en un hecho confuso en el contexto de las protestas que afectan al país, informó una fuente diplomática y organismos de derechos humanos.

Viera de 48 años, murió presuntamente por disparos de turbas afines al gobierno, que le dieron persecución a su vehículo mientras circulaba en el sector este de Managua, dijo, Alvaro Leiva.

"Tenemos información que es un ciudadano estadounidense que fue abatido y asesinado", pero se están haciendo las investigaciones sobre ese hecho, dijo Leiva.

"La muerte de un ciudadano de EE.UU. es de gran preocupación para la embajada" manifestó su representante en Managua, Laura Dogu en un twit.

"El gobierno de Estados Unidos expresa sus condolencias a la familia del ciudadano estadounidense fallecido anoche y a todas las familias que recientemente visitaron medicina legal", escribió Dogu.

Vecinos del sector dijeron que grupos de motorizados armados que patrullan en las noches las calles de la capital, estaban siguiendo a un vehículo y posteriormente escucharon los gritos de una mujer que decía "no los maten".

Las turbas perseguían a un taxi y al vehículo de Viera que en la huida chocaron contra una barda de la carretera. Sus perseguidores les dieron alcance "los desnudaron y luego les dispararon", según la versión de testigos dada al canal independiente "100% Noticias".

Hoy se cumplen en Nicaragua 46 días de una crisis sociopolítica, la más sangrienta desde los años 80, que ha dejado 108 muertos y cerca de un millar de heridos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Las protestas contra el Gobierno de Daniel Ortega comenzaron en abril por unas fallidas reformas a la seguridad social, y se acentuaron como consecuencia de los asesinatos durante las manifestaciones.