Qué es la enmienda 25 con la que pueden destituir a Trump y que menciona la polémica carta anónima de The New York Times

 

 

Qué es la enmienda 25 con la que pueden destituir a Trump y que menciona la polémica carta anónima de The New York Times

 

¿La razón? Contiene disposiciones que permitirían remover del poder al presidente Donald Trump.

 

La enmienda 25 fue mencionada en el polémico artículo de opinión "Soy parte de la resistencia dentro del gobierno de Trump", publicado de forma anónima el miércoles pasado en The New York Times y cuyo autor, según ese diario, es un alto funcionario del Ejecutivo estadounidense.

 

El autor asegura que hay miembros del ejecutivo que "trabajan diligentemente desde adentro para frustrar partes de la agenda (de Trump) y sus peores inclinaciones".

 

"Soy parte de la resistencia": la polémica columna anónima de un funcionario del gobierno de EE.UU. que enfureció a Trump

 

Cómo un software apunta a Pence como el posible autor de la polémica columna anónima de The New York Times contra Trump

 

"Dada la inestabilidad de la que muchos han sido testigos, hubo comentarios dentro del gabinete sobre invocar la enmienda 25, que daría inicio a un complejo proceso para destituir al presidente", dice el texto.

 

"Sin embargo, nadie quiso precipitar una crisis constitucional. Así que haremos lo que podamos para dirigir el rumbo del gobierno en la dirección correcta hasta que -de una manera u otra- llegue a su fin", agregó el escritor anónimo.

 

¿Cuál es el origen de esta norma y cuáles pueden ser sus implicaciones para Trump?

 

Orden en la sucesión

 

La enmienda 25 fue aprobada por el Congreso como un mecanismo para asegurar la sucesión en el poder tras el asesinato en 1963 del presidente John F. Kennedy.

 

En ese momento, el vicepresidente Lyndon B. Johnson asumió la jefatura de Estado pero no existía un mecanismo claro para ocupar su cargo, que había quedado vacante.

 

En Estados Unidos, usualmente el vicepresidente acompaña como candidato al presidente, que es electo en votaciones generales.

 

Entonces, el Congreso propuso esta enmienda, que fue aprobada en 1965 y se convirtió en parte de la Constitución en 1967, tras ser ratificada por 38 estados.

 

La norma contiene cuatro disposiciones:

 

La primera establece que el vicepresidente se hará cargo del gobierno si el jefe de Estado muere, renuncia o es destituido.

 

La segunda señala que, si se produce una vacante en la vicepresidencia, el presidente debe nombrar un reemplazo que debe ser confirmado por una mayoría en ambas cámaras del Congreso: la Cámara de Representantes y el Senado.

 

La tercera permite al presidente delegar sus funciones en el vicepresidente, de forma temporal.

 

La cuarta crea el mecanismo mediante el cual el vicepresidente y la mayoría de los miembros del gabinete pueden declarar que el presidente no es capaz de "desempeñar las funciones y obligaciones de su cargo", lo que puede llevar a que el mandatario sea sustituido por su número dos.

 

Esta última disposición es la única que nunca ha sido utilizada y es justamente la que está ahora en medio del debate.

 

¿Es posible aplicársela a Donald Trump?

 

"Más difícil que un impeachment"

 

"Esta disposición fue creada para establecer la transición en el poder cuando el presidente está incapacitado. Para aplicarla tienes que ser capaz de demostrar que él no puede desempeñar las funciones y obligaciones de su cargo", dice Saikrishna Prakash, profesor de la Escuela de Derecho de la Universidad de Virginia e investigador principal del Centro Miller de Estudios sobre la Presidencia de Estados Unidos, a BBC Mundo.