Advierten al Renap de irregularidades en compras de tarjetas para el DPI

 

 

Advierten al Renap de irregularidades en compras de tarjetas para el DPI

 

El informe, aunque no obliga al Renap a que cumpla las observaciones del hallazgo, advierte que la Contraloría podrá aplicar las acciones legales correspondientes, que incluyen denuncias penales y multas  por dicha ejecución presupuestaria; también detalla a quiénes irían dirigidas las acciones, según los artículos 29 y 29 bis del decreto 101-97 Ley Orgánica de Presupuesto.

 

El Renap adjudicó la compra de 500 mil tarjetas para la emisión del DPI, por compra directa, luego que una licitación fue declarada desierta y se necesitaba el producto para garantizar la emisión de los documentos.

 

Sin embargo, la auditoría determinó que se compraron tarjetas con especificaciones distintas a las consignadas en la licitación, por lo que no se justifica el fraccionamiento de compras.

 

“Se comprobó que existen diferencias entre los términos de referencia de los procesos de compras directas con los de la licitación pública”, detalla el informe que está en poder del director del Renap desde el 25 de septiembre.

 

El informe, además, sugiere que existió un fraccionamiento y las referidas compras son improcedentes al no compararse que se agotó anteriormente un evento con las mismas especificaciones.

 

Según la auditoría, se está “restando transparencia y certeza jurídica a los procesos, independientemente de aspectos de planificación para el abastecimiento de las tarjetas”.

 

La CGC necesitó la asesoría de un un especialista para que evaluara los aspectos técnicos de las compras auditadas, por lo que el ingeniero Alam Usiel Solis Martinez emitió su informe el 8 de septiembre pasado, en el cual indica que “la durabilidad de la tarjeta para garantizar la vida útil de la misma descrita en la compra directa y en la licitación pública difieren en el uso de la clase de 2B a 3D, respectivamente. En Cuanto a las tarjetas, las especificaciones técnicas de ambos eventos difieren en la conformación de las capas de policarbonato, de cinco  a cuatro, respectivamente”.

 

 

Las compras de baja cuantía -menor a Q90 mil— son responsabilidad directa del director del Renap y debe informar al directorio, sin embargo, el directorio, hasta la semana pasada  aún no había sido informado de la advertencia. 

 

 

Mañana hay una sesión de directorio, donde se espera se informe sobre los hallazgos y se decida qué acciones se tomará para seguir abasteciendo al Renap de las tarjetas y el problema no afecte la emisión del DPI.