Codedes registran pobre ejecución presupuestaria y algunos departamentos llevan 0%

 

 

Codedes registran pobre ejecución presupuestaria y algunos departamentos llevan 0%

 

La falta de conocimiento de la Ley de Compras y Contrataciones, intereses políticos, especialmente en un año preelectoral, y la burocracia han evitado que a las comunidades lleguen las obras esperadas, ya que en la mayoría de departamentos se refleja cero por ciento de ejecución.

 

Para este año, los consejos departamentales de Desarrollo (Codedes) tienen asignado un presupuesto total de Q2 mil 107 millones 334 mil 721 para ejecutar mil 943 proyectos aprobados. Sin embargo, la baja ejecución (hasta ahora se han desembolsado solo el 4% de los fondos aprobados) obligará a comenzar la ejecución de algunas obras en septiembre, por lo cual varias se quedarán como arrastre para el 2019.

 

De acuerdo con el portal de Control de Desembolsos y Transferencias a los Codedes  de la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplán), 182 proyectos   están pendientes de aprobación, fueron rechazados 26 y otros 27 no aplican.

 

Los 17 municipios de Guatemala representan el 3.25%  de la ejecución financiera de los Codedes y las obras tienen avance físico del 53%, porque comenzaron a ejecutarse en años anteriores.

 

De los más de Q260 millones asignados al departamento, en el primer semestre del año se ha desembolsado Q34 millones 712 mil 376 —13%—. Se planificaron 137 proyectos y las obras se enfocan en salud, educación, agua y red vial.

 

El Codede ha ejecutado este año el 0.33% de los más de Q130 millones asignados para este año y los alcaldes del departamento solicitaron una ampliación mayor a los Q37 millones para el 2019, para alcanzar Q180 millones.

 

La baja ejecución de los Codedes pasa por una mezcla de problemas, explicó Carlos Mencos, contralor general de Cuentas. “En primer lugar, la incapacidad o desconocimiento de los procesos legales. Luego, diría yo que muchas veces son conflictos políticos, y en un año de gobierno, normalmente pasa eso. El gobernador, que es nombrado por el presidente, preside el Consejo  Departamental de Desarrollo; los alcaldes, que pertenecen muchas veces a diferentes ideologías políticas; los Cocodes, de donde se originan las propuestas, a veces son manipulados políticamente y a veces presentan proyectos que no coinciden con un pensamiento armónico”.

 

Añadió: “Habría que investigar a profundidad las razones. También ha habido cambios de gobernadores, y no sé si de repente eso también ha incidido en la baja ejecución. Habría que evaluar desde la política pública general cuáles han sido los niveles de compromiso, la disponibilidad de recursos y toda esa dinámica en cuanto al conocimiento de los procedimientos administrativos como de la Ley de Contrataciones. Nosotros hemos desarrollado procesos de capacitación, pero creo que no ha sido suficiente, hay mucho desconocimiento y, por supuesto, de repente, algunos intereses que hacen que los temas no avancen”.