Congreso aprueba subsidio para víctimas del Volcán de Fuego

 

Congreso aprueba subsidio para víctimas del Volcán de Fuego

El pleno del Congreso aprobó este miércoles que el Gobierno pueda suscribir un préstamo con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) hasta por US$250 millones. Ahí se aprobó, además, que parte de los fondos se destinaran a las familias damnificadas por la erupción del Volcán de Fuego.

Luego de más de dos horas de discusión, el pleno del Congreso logró consensos, y logró aprobar el decreto 15-2018, con el voto favorable de 83 diputados.

Con el préstamo, que inicialmente será utilizado para apoyo presupuestario del  país, también se aprobó una ampliación presupuestaria de Q582.5 millones que serán usados para atender a los damnificados por la emergencia del volcán de Fuego ocurrida el pasado 3 de junio.

Uno de los puntos que incluye esa ampliación es un subsidio mensual de Q3 mil 500, por un periodo de 10 meses, a las familias que perdieron todo en la tragedia.

 

En palabras del ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, los fondos del préstamo serán usados en parte para sustituir deuda que sería adquirida por medio de Bonos del Tesoro.

Estada, durante un intenso cabildeo días antes en el Congreso, explicó que al ser un préstamo blando, el pueblo guatemalteco terminará pagando menos intereses que al adquirirlo con deuda cara, como lo son los Bonos.

Durante la aprobación del préstamo, el proyecto tuvo la adición de dos nuevos artículos, con los cuales los congresistas garantizaron fondos para ayudar a los damnificados de la violenta erupción.

El primer artículo nuevo es el que permite la sustitución de fuentes de finamiento, con el cual se facultó al Ministerio de Finanzas (Minfin) para que incorpore al presupuesto la sustitución de fuentes de financiamiento de bonos del tesoro a recursos del préstamo por Q1 mil 267.5 millones, sin que se incremente el techo presupuestario.

Los aportes son Q100 millones, para el Ministerio de Gobernación; Q50 millones, Ministerio de Salud; Q143 millones para el Ministerio de Comunicaciones, y Q974.5 millones para la partida Obligaciones a Cargo del Tesoro.

El segundo artículo nuevo que fue aprobado por los diputados es una ampliación al presupuesto general por Q582.5 millones destinados a financiar las capacidades de respuesta de los cuerpos técnicos del Estado para la prevención y atención a desastres naturales.

Este dinero también servirá para fortalecer la capacidad de los servicios de salud, servicios de protección social, recuperación agropecuaria y primeras fases de reconstrucción por el desastre ocasionado por el Volcán de Fuego.

Los aportes son Q60 millones, para el Ministerio de Salud; Q35 millones, para el Ministerio de Agricultura; Q160 millones, para el Ministerio de Comunicaciones, que incluye un aporte de Q20 millones para compra de equipo para el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh).

También hay un aporte de Q244 millones, para las Obligaciones del Estado a Cargo del Tesoro, donde se contemplan aportes a los Bomberos Municipales, Municipales Departamentales y Voluntarios, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres y se crea un fondo de Q204 millones para la atención de emergencias.

Por último se aprobó un aporte de Q83.5 millones para el Ministerio de desarrollo, es en este rubro donde se usarán Q35 millones para que cada familia que haya perdido su vivienda por la tragedia del volcán reciban un aporte mensual por 10 meses de Q3 mil 500.

Aunado a los candados presupuestarios que se aprobaron los diputados aprobaron un artículo con el cual obligan a que la Contraloría General de Cuentas acompañe la entrega de informes de rendición de cuentas de los gastos que se hagan con el dinero proveniente del préstamo.

La norma aprobada dice que “se deber presentar una programación en detalle del destino de los recursos e informe trimestral del avance físico y financiero del préstamo”.

 

La continuación de la sesión permanente comenzó casi dos horas después de haber sido convocada, pese a que había suficiente quórum para comenzar. 

 

Inmediatamente después de iniciada la sesión, el presidente del Congreso, Álvaro Arzú Escobar, llamó a votar el artículo 1 de la iniciativa 5245.

La votación estuvo abierta por más de 20 minutos, algo que no es normal en los eventos de votación. El evento de votación que validó el crédito obtuvo 79 votos y durante 10 minutos se esperó el último voto, el decisivo. 

Previo a poder aprobar el segundo artículo de modificación del préstamo, el diputado Marvin Orellana, intentó  bloquear la aprobación, al proponer una enmienda por sustitución parcial e intentar razonar su voto.

Orellana apeló, varias veces, las llamadas de atención, las cuales ganó, pero el diputado Nery Samayoa pidió que para el asunto se limitara el uso de la palabra a un minuto, propuesta que fue aceptada e implementada, para agilizar la aprobación. 

Orellana insistió en bloquear la aprobación tomando insistentemente la palabra, y al proponer más enmiendas por sustitución al proyecto de decreto, pero sus intenciones no fueron respaldadas por ningún diputado.