Coronel Carlos Mejía es detenido por corrupción

 

 

Coronel Carlos Mejía es detenido por corrupción

 

Mejía estaba asignado como agregado militar en la embajada de Guatemala en Brasil.

El coronel Carlos Geovanni Mejía Girón fue capturado por la Policía Nacional Civil (PNC) ayer en el Aeropuerto Internacional La Aurora, ingresó al país, después de que permaneciera como agregado militar en Brasil pese a la orden de captura girada en su contra por la sustracción de Q23 millones 402 mil 238 de la Industria Militar.

La detención se dio luego que el Ministerio Público (MP) remitiera un oficio al Ministerio de la Defensa (Mindef) para que lo pusiera a disposición de las autoridades.

Según la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Mejía Girón junto a otros cuatro militares, recibió comisiones ilegales, por medio de la adjudicación de contratos en la Industria Militar.

Mejía habría aprovechado su puesto como jefe Financiero del Mindef, para adjudicar discrecionalmente varios contratos a instituciones públicas, entre las que se encuentran la PNC, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), la Secretaría de Asuntos Administrativos de Seguridad (SAAS), entre otras.

La investigación preliminar del MP y la CICIG determinó que en esa institución se creó el puesto de representante de ventas, el cual era ocupado por Rolando Enrique Hernández González, y por medio del cual recibían comisiones de entre cinco por ciento y 25 por ciento del valor del contrato adjudicado.

Los militares habrían recibido cheques por un monto aproximado a Q919 mil 330, los cuales devengaron por la totalidad de adjudicaciones de forma irregular que autorizaron.

Ayer, Mejía compareció ante Estuardo Barrientos, suplente del Juzgado Séptimo de Primera Instancia, quien le hizo saber los motivos de su detención por los delitos de asociación ilícita, peculado y cohecho pasivo.

Además, Barrientos determinó que, para garantizar su presencia en la primera fase del proceso, Mejía debía guardar prisión provisional en el centro de detención ubicado dentro de la Brigada Militar Mariscal Zavala.

Mejía y Byron Manuel Santos Galindo eran los encargados de emitir y autorizar los cheques, en su calidad de jefes del Departamento Financiero de la institución, pese a que en varias ocasiones los servicios no fueron prestados.

Barrientos reprogramó –para el próximo 5 de junio– la audiencia de primera declaración para todos los vinculados al caso, para que se desarrollara simultáneamente para los cinco detenidos. El próximo martes deberán presentarse el coronel Mejía, el mayor Hernández, así como Jorge Arturo Vega Chávez, José Alfredo Cotzojay Chajón y Santos Galindo.