Ejército despide a tres mil soldados que fueron parte del plan de seguridad ciudadana

 

 

Ejército despide a tres mil soldados que fueron parte del plan de seguridad ciudadana

El Ejército notificó a tres mil oficiales y soldados que integraron batallones estratégicos en el programa de seguridad ciudadana con la Policía Nacional (PNC) que deben dejar la institución a partir del 30 de de junio.

El programa de apoyo a la PNC surgió durante el gobierno de Óscar Berger, y continuó en las administraciones de Álvaro Colom, Otto Pérez Molina, Alejandro Maldonado y finalizó este año.

Los batallones estratégicos son los que colaboraron en apoyo a la Policía Nacional Civil (PNC) en materia de seguridad ciudadana. Son nueve batallones de los cuales solo va a quedar uno. El plan de desmovilización establece que para el 30 de junio se dará de baja al personal. 

Serán alrededor de tres mil los que serán dados de baja, entre oficiales y soldados, pero se quedaría un buen número en el único batallón que quedará abierto. “Los oficiales que se van son los de reservas militares que fueron llamados al servicio activo que estuvieron en servicio alrededor de tres a 12 años”.

Mantiene el apoyo al Sistema Penitenciario con un batallón estratégico que presta seguridad en el tercer anillo de seguridad en los centros Pavón, Fraijanes, Preventivo de la zona 18 y Granja Penal Canadá.

En tanto el Ejército mantendrá las tres fuerzas de tarea que tiene establecidas en las fronteras guatemaltecas.

El plan Tecún Umán: tiene como objetivo combatir el narcotráfico, contrabando y otras actividades del crimen organizado en las zonas fronterizas con México.

Chortí: La fuerza de tarea desarrolla operaciones de seguridad en Izabal, Zacapa, Chiquimula, El Progreso, Petén y Alta Verapaz, con la finalidad de prevenir, combatir, desarticular y erradicar el crimen organizado, así como el narcotráfico con la frontera con Honduras.

Xinca: tiene por objetivo efectuar operaciones interinstitucionales en materia de seguridad, con la finalidad de prevenir, combatir, desarticular y erradicar acciones criminales en toda la República con énfasis en los departamentos de Jutiapa, Santa Rosa, Jalapa, Escuintla y parte sur de Chiquimula, específicamente los municipios de Ipala, Quezaltepeque y concepción las Minas.