El 64% de los agresores sexuales que reporta el Renas, trabaja en el área educativa

 

 

El 64% de los agresores sexuales que reporta el Renas, trabaja en el área educativa

 

Hasta agosto pasado, el Registro Nacional de Agresores Sexuales (Renas) reportó a 63 personas que han sido condenadas por delitos contra la libertad e identidad sexual, y que solicitaron su certificación para trabajar con menores de edad.

 

De ellos, según reporte del Ministerio Público (MP), el 63% de los agresores que gestionaron el trámite laboran en el área educativa, lo que equivale a 40 personas. Mientras que un 6% se ubica en el sector religioso (4 individuos) y un 4% en Salud (3).

 

El Renas comenzó a funcionar en enero pasado, para cumplir con el decreto 22-2017 que establece la Ley del Banco de datos genéticos para uso forense. En los ocho meses que van del año se emitieron 832 mil 773 certificaciones satisfactoriamente, y de estas el 32% fueron tramitadas por varones. 

 

 

De acuerdo con Julia Barrera, vocera del MP, este registro “permite tener una base de datos de todas las personas con antecedentes de haber cometido un delito de naturaleza sexual y que personas con ese tipo de antecedentes no laboren con menores de edad”.

 

Herramienta para depurar

 

 

Según el registro, la edad entre la que oscila la mayoría de los agresores es entre los 30 y 50 años, en ese rango se cuenta a 41 personas condenadas por un juez o Tribunal competente, cuya sentencia ya causó firmeza. No se incluye a individuos que son investigados o ligados a proceso. 

 

44 mil 085 Certificaciones solicitadas solo en agosto pasado. De acuerdo con el viceministro de Educación, Héctor Canto, el Renas se ha convertido en una “herramienta para ir depurando del sistema educativo” y prescindir de quienes han cometido delitos de agresión sexual a menores de edad.

 

 

“Esta ley ha servido para reducir estos actos de personas que trabajan en Educación, y saben que ahora están condicionados para obtener la constancia. Contribuye, además, a dar seguridad de todos los niños, niñas y adolescentes”, refirió. “La gente va teniendo mayor sensibilidad en este tema”, agregó.

 

 

Canto señaló que en el Ministerio de Educación (Mineduc) la constancia no solo se solicita para la contratación de personal docente, sino también para el equipo técnico, y todo el que esté cerca de los estudiantes.

 

 

El viceministro da cuenta que la cartera tiene una lista de 10 personas que tienen suspensión laboral porque están privados de libertad. Los delitos cometidos van desde agresión sexual, agresión sexual con agravación de la pena y violación.

 

42  años es la edad promedio de los agresores sexuales que han solicitado su certificación.

 

Una persona más que no logró obtener su constancia del Renas figura de baja porque su contrato concluyó, y otra más por abandonar su trabajo, refierió Canto.

 

 

Estos casos se reportan en Sololá, Quiché, Jutiapa, Guatemala, Escuintla, Alta Verapaz, Huehuetenango, Jutiapa, Quetzaltenango, Quiché y Sololá.

 

 

Por otra parte, hay 17 personas que fueron reubicadas. “Cada director departamental de Educación recibió una instrucción del ministro -Óscar Hugo López- para que separen de manera inmediata a quien no tienen su constancia del Renas, porque entonces se estaría incumpliendo la ley”, dijo el funcionario. “Como no la tienen, no pueden trabajar con niños”, agregó.  

 

De esa lista, otras nueve personas fueron reubicadas para apoyar en una supervisión educativa, a tres los trasladaron a una dirección departamental de Educación donde realizan trabajos administrativos; uno renunció en enero pasado y otro más en octubre del 2017.

 

 

Hay dos más que están privados de libertad y otro individuo a quien ya le fue extendida su constancia, el 16 de julio pasado en San Marcos.

 

 

Barrera menciona que el MP investiga todos los casos de oficio o por denuncias que ingresan a la Oficina de Atención Permanente. “El Renas es una herramienta de control para protección de la niñez”, afirmó.

 

 

Por su parte, Verónica Spross, de Empresarios por la Educación, mencionó que en el área educativa “hay que ser muy precavidos, cada institución debe tener proceso de selección de su personal que sea adecuado y que se verifique las calidades de las personas, desde sus capacidades técnicas hasta elementos como los valores”.

 

La constancia del Renas es un requisito que solicitan a quienes buscan desempeñar labores relacionadas con actividades permanentes o personales con niños, niñas y adolescentes. El proceso se puede hacer en línea, y el trámite no tienen ningún costo.