Fallo en el Renap pone en riesgo el registro de los guatemaltecos

 

 

Fallo en el Renap pone en riesgo el registro de los guatemaltecos

 

 

Los reportes de los usuarios dan cuenta que se tardan entre 30 y 45 minutos para generar una certificación, ya sea de nacimiento, defunción, matrimonio u otras, cuando el trámite no debería tomar más de 10 minutos.

 

 

La falla se debe a que se arruinó un disco duro del Sistema del Registro Civil (Sireci), sistema que guarda toda la información civil de los guatemaltecos. El disco duro no ha sido reemplazado debido a que no hay en existencias en el país.

 

 

Sin embargo, el director ejecutivo del Renap, Enrique Alonzo ha señalado que los atrasos se deben a la saturación por tantas certificaciones de nacimiento que se solicitan a diario. Algunas fuentes consultadas dentro de la institución hablan de que se habría perdido información en el disco duro, cuestión que no ha sido confirmada por las autoridades. 

 

 

La pérdida de información conlleva a que se tengan que volver a cargar al sistema las inscripciones que hacían las municipalidades.

 

 

El vocero de la institución, Federico Estrada, ha señalado en las redes sociales que los inconvenientes se deben a la saturación que hay por el exceso de solicitudes de certificaciones de nacimiento en todo el país.

 

 

“Debido a la alta demanda de los servicios en este mes hemos tenido horarios de alta demanda y una disminución de velocidad de respuesta, reiterando que estamos atendiendo en las 340 oficinas a nivel nacional, por lo tanto agradecemos de antemano su comprensión ya que se realizan los esfuerzos informáticos necesarios para continuar los servicios que da el Registro Nacional de las Personas”, respondió Estrada a través de Twitter a los reclamos hechos por los usuarios.

 

 

Todos los problemas que enfrenta el Renap suceden sin la intervención del directorio, el cual está integrado por Rudy Pineda, magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE), quien lo preside; Enrique Degenhart, ministro de Gobernación, y Elvia Álvarez, representante del Congreso.

 

 

El lunes 21 de enero se enteraron de lo que sucedía en el Renap luego de llamar a varios directores. entre ellos el de informática, quien al final les afirmó que hubo un incidente “fortuito”.

 

 

El informe indica que el 7 de enero pasado la Dirección de Informática y Estadística informó que dos días después se realizaría “una ventana de mantenimiento en el sitio alterno y el 13 de enero en el sitio principal como parte de las actividades de soporte y solución”.

 

 

Esto provocó que el Registro Civil de las Personas consultara si eso interrumpiría la prestación de los servicios, o si se podría presentar algún inconveniente, la respuesta fue que la actividad no afectaría los servicios y por lo tanto no se verían interrumpidos.

 

 

Sin embargo, el informe señala que desde el 14 de enero se han registrado una serie de inconvenientes que dificultan la labor de la institución a nivel nacional.

 

 

 

Entre los problemas reportados figura la imposibilidad para acceder al Sireci. Tampoco se podía guardar la información de las inscripciones que se realizan en las oficinas auxiliares de los hospitales y en las oficinas de los municipios.

 

 

En general no se pueden emitir las certificaciones y, en los casos que sí se puede, el tiempo para generarlos puede llegar hasta los 30 minutos por cada uno.

 

 

Esto también provoca el incumplimiento de las órdenes judiciales que ingresan al Registro Civil de las Personas para la inscripción o cancelación de algún evento ya que las órdenes judiciales son de cumplimiento inmediato.

 

 

Aunque se pueden hacer algunas inscripciones en el sistema, se detectó que se ha generado multiplicidad en los correlativos. Esto generará inconvenientes a los usuarios, como la cancelación administrativa o el atraso en la solicitud del documento personal de identificación (DPI).

 

 

Este salto en los correlativos ocasiona “inconsistencia” en el reporte que se genera y que es auditable, lo que podría repercutir con hallazgos por los entes fiscalizadores.

 

C

El reporte es claro al indicar que no se capturan los datos para la emisión del DPI, también repercute en que no se puede entregar el DPI a través de un dispositivo electrónico y solo se puede hacer de forma manual, lo que impide actualizar el inventario que se maneja.