Fracasa intento de prorrogar estado de Calamidad por erupción del Volcán de Fuego

 

Fracasa intento de prorrogar estado de Calamidad por erupción del Volcán de Fuego

El intento de aprobar la prórroga del estado de Calamidad para atender la emergencia generada por la violenta erupción del Volcán de Fuego ocurrida el pasado 3 de junio fracasó.

La sesión extraordinaria convocada por la Comisión Permanente del Congreso comenzó una hora y media más tarde de la hora fijada con la presencia de 102 diputados.

Eso provocó que al comenzar se esperara varios minutos antes de someter a discusión el orden del día debido a que se buscaba que hubiera 105 diputados. Cuando se sometió a discusión el diputado Orlando Blanco, del bloque Unidad Nacional de la Esperanza, pidió que este se modificara.

 

La propuesta fue que la discusión del estado de Calamidad enviado por el Ejecutivo hace dos días fuera el primer punto de la agenda. Su propuesta fue aprobada con el voto favorable de 87 diputado.

 

Sin embargo, cuando la secretaria terminó de leer la solicitud enviada por el Ejecutivo y se sometería a discusión el presidente del Congreso Álvaro Arzú Escobar informó que no se tenía el quórum necesario para realizar la votación.

 

Esto debido a que se necesitaban al menos 105 diputados presentes en el hemiciclo, Arzú pidió a los jefes de bloques que le indicaran a sus colegas que ingresaran al hemiciclo para poder realizar la votación.

 

El tablero nunca superó los 105 diputados marcados dentro del hemiciclo y luego de más de 20 minutos de espera el presidente del Congreso indicó que no se podía proceder con la votación.

Indicó que por ser un tema de índole constitucional era necesario convocar a una nueva sesión plenaria para mañana a las 10 horas.

 

Pese a que se ordenó seguir con el Orden del Día los diputados se desmarcaron rápidamente por lo que se tuvo que suspender la sesión extraordinaria.

Los diputados también reformaron el Decreto Gubernativo y precisaron que el presidente Jimmy Morales, junto a sus ministros, deberá emitir al Congreso un informe circunstanciado de las acciones que se tomen bajo el estado de Calamidad.

 

En esa ocasión los congresistas además otorgaron un aporte de Q10 millones, de los recursos propios del Congreso, para que se establezca un fondo para la atención de los niños que quedaron huérfanos y los que fueron afectados por las quemaduras.

 

Las instituciones que fueron comisionadas para ejecutar estos fondos son la Procuraduría General de la Nación y el Ministerio de Salud. De la misma forma se comisionó a la Comisión de Salud del Congreso para dar cumplimiento a lo establecido.