Guatemala pide cambio de embajadores de Suecia y Venezuela por "injerencia"

 

Guatemala pide cambio de embajadores de Suecia y Venezuela por "injerencia"

Bajo el argumento de una supuesta injerencia en asuntos internos de Guatemala, el gobierno de Jimmy Morales solicitó a Suecia y Venezuela sustituir a sus embajadores en el país, Anders Kompass y Elena Alicia Salcedo Poleo, explicó en una escueta conferencia de prensa la canciller Sandra Jovel.

Jovel expuso que la solicitud de que sean retirados los embajadores es “una decisión de política exterior”, la cual se informó a los cancilleres de ambos países.  

La solicitud de Guatemala, "no implica la declaración de non grato" a los diplomáticos, señaló la funcionaria. 

El Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex), en un comunicado, explica que "en el desempeño de sus funciones –los embajadores– han asumido actitudes que derivan en injerencia en asuntos internos del Estado de Guatemala y no acorde a la política exterior del país".

En la conferencia, se le pidió a Jovel explicar las razones de pedir la sustitución de los embajadores. Con relación a Kompass señaló que "una de la razones" es porque supuestamente  llamó "corrupta" a la sociedad guatemalteca.  

Acerca de la salida de Salcedo Peleo, expuso: “Ha cometido algunos tipos de injerencia, los cuales también se comunicaron a la Cancillería —venezolana— en su momento”.

En enero último, Kompass, en representación del gobierno sueco, entregó un donativo de US$9 millones destinados al trabajo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig). Ese apoyo abarcaría el período de la Comisión del 2017 al 2019. 

Kompass, en esa ocasión, afirmó: “Decir que la cultura es mala no está muy lejos de decir que la gente es mala y no creo que sea correcto, tampoco un buen incentivo para alcanzar los cambios. Por esto es más correcto decir que el problema son las instituciones públicas disfuncionales, no la gente".

Añadió: "Los cambios institucionales deben ser de una naturaleza tan integral que no solo cambian la percepción de un individuo de cómo jugar las reglas del juego en una sociedad corrupta, sino también, y quizá principalmente, hay que crear la percepción de que otros en su situación también están dispuestos a cambiar su comportamiento. 

Esto en otras palabras exige una medicina fuerte, y creo que en Guatemala esta medicina se llama Cicig”.

Esa fue la frase a la que aludió este jueves la canciller en la conferencia, cuando se refirió a que Kompass había llamado corruptos a los guatemaltecos. 

 

Kompass fue citado a la Cancillería el día siguiente, pese a que en su discurso no se refería a Guatemala, sino que citaba un ejemplo genérico.

"Guatemala tiene unas excelentes relaciones con ambos países, esta información se ha manejado a  través de las cancillerías a través de sus debidos tiempos, meses atrás ya se ha conversado con ambos embajadores y se les ha expuesto cuál es la política exterior de Guatemala y a cada uno en su tiempo respectivo", indicó Jovel la noche del jueves.