Juez Adrián Rodríguez pierde su inmunidad y queda arraigado

 

 

Juez Adrián Rodríguez pierde su inmunidad y queda arraigado

Adrián Rodríguez, juez Séptimo Penal, será investigado por prevaricato y denegación de la justicia en el caso Traficantes de Influencias. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) resolvió este viernes quitarle la inmunidad.

La pesquisa del Ministerio Público señala que el juez Rodríguez pudo haber ordenado el archivo sin fundamento legal de tres procesos penales por defraudación tributaria, a favor de la empresa Aceros de Guatemala.

El juez pesquisidor, Roaldo Isaías Chávez Pérez, recomendó a la Corte que no se le quitaran la inmunidad a Rodríguez,

según Chávez, la solicitud de antejuicio no tiene suficientes indicios que involucren al juzgador en acciones que trasgreden la ley.

La Fiscalía sostiene que existen pruebas de que el juez pudo haber incurrido en los delitos de prevaricato y denegación de justicia.

Esta noche, el Juzgado de Diligencias Urgentes ordenó el arraigo del juez Rodríguez a petición de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci).

El MP involucra a Rodríguez en una red que operaba en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) para agilizar los trámites de expedientes de devolución de crédito fiscal a cambio de comisiones ilícitas.

La investigación determinó que la red utilizaba amparos ante un juez como una modalidad paralela para agilizar el trámite.

El objetivo era que un juzgado ordenara a la SAT designar auditores y de esa manera procurar la devolución del crédito fiscal en menor tiempo.

De acuerdo con la investigación, el juez Rodríguez emitió una resolución anómala para excluir de la persecución penal a la empresa Aceros de Guatemala S.A,  pero una sala dejó sin efecto su decisión.

Por el caso fueron capturadas 19 personas, entre ellas, el exjefe de la SAT, Rudy Villeda.

En el mismo caso, la Fiscalía solicitó un proceso de antejuicio contra el diputado Felipe Alejos.

El excandidato a la vicepresidencia por el partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) en 2015, el empresario Mario Leal Castillo, fue declarado prófugo.