Las razones por las que la Ruta Nacional 14 debe ser clausurada

 

Las razones por las que la Ruta Nacional 14 debe ser clausurada

Estudio elaborado por expertos nacionales e internacionales resalta que la ruta está en área de paso de deslaves y ello la hace intransitable.

Las razones por las que la Ruta Nacional 14 debe ser clausurada

Estudio elaborado por expertos nacionales e internacionales resalta que la ruta está en área de paso de deslaves y ello la hace intransitable.

Esta es una de las conclusiones a las que llegó un equipo de expertos nacionales e internacionales que, luego de cinco días de trabajo, diseñó dos mapas que muestran las amenazas de los flujos provenientes del Volcán de Fuego para las áreas cercanas.

De hecho, oficiales de la Policía Nacional Civil persuadieron a los vecinos de El Rodeo a que desalojaran el área, debido a que bajaba un lahar del Volcán de Fuego hacia la RN14.

Dulce González, vulcanóloga del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), explicó que las proyecciones contemplan tres zonas de amenaza, dependiendo de la ubicación  respecto de la probable trayectoria de los flujos.

Según los expertos, en un escenario de lluvia moderada podrían desprenderse hasta 15 millones de metros cúbicos de material volcánico, suficiente para que peligren las personas que se movilizan por la ruta y en las comunidades más cercanas.

En un segundo escenario, en caso de que se registre una lluvia muy intensa, podrían descender flujos de hasta 60 millones de metros cúbicos  en  avalanchas de grandes dimensiones, según el análisis.

Para diseñar los mapas se utilizó un programa del Servicio Geológico de los Estados Unidos y se añadieron ajustes en la delimitación de la zona de amenaza, con base en observaciones de campo y análisis sobre los cambios topográficos recientes.

González explicó que con el escenario más probable —lluvia moderada— volverían a ser afectadas las áreas que ya fueron devastadas, y la RN14 afrontaría grandes daños.

Los expertos consideran que la RN14, sobre todo en la circunvalación al volcán, debería quedar cerrada definitivamente, pues, de lo contrario, lo más probable sería que   la destruya algún lahar y el riesgo para las personas aumenta si está habilitada al tránsito vehicular.

La vulcanóloga precisó que en este momento las barrancas Las Lajas, El Jute y Trinidad,  al suroriente del coloso, así como Ceniza, Taniluya y Seca, en el flanco suroccidente, son las que tienen almacenado más material volcánico y   pueden causar daños durante la lluvia.

Los expertos coinciden en que el peligro es permanente, debido a que “el material está ahí y tarde o temprano bajará del coloso”.