Manuel Baldizón enfrentará cargos de lavado de dinero y conspiración en EE. UU

 

 

Manuel Baldizón enfrentará cargos de lavado de dinero y conspiración en EE. UU.

 

El politico y empresario está detenido en una prisión para migrantes en Miami. Este martes se conoció que el FBI le imputará cargos de blanqueo de capitales, lo que suspendería su deportación a Guatemala, donde es sindicado en el caso Odebrecht.

 

El político, que está en una prisión de migrantes, fue notificado por el Buró Federal de Investigación (FBI, en inglés) de cargos en EE. UU. por lavado de dinero y conspiración para lavar activos, cargos que según la legislación estadounidense están penados con hasta 20 años de prisión.

 

Una fuente cercana a la investigación confirma que el excandidato presidencial por el extinto partido Libertad Democrática Renovada (Líder), será acusado de blanqueo de capitales. Los detalles y montos no han sido divulgados todavía por las autoridades estadounidenses. 

 

 

Baldizón permanecía desde el 20 de enero pasado y hasta este martes en una cárcel de Miami, Florida, del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE, en inglés).

 

Luego que el FBI presente formalmente los cargos en contra de Baldizón, este deberá ser trasladado a una prisión federal en EE. UU.

 

En Guatemala, el político es señalado en el caso Odebrecht, una investigación de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y el Ministerio Público (MP), donde se establece que Alejandro Sinibaldi, exministro de Comunicaciones, gestionó y concertó el pago de sobornos con directivos de la empresa constructora brasileña Norberto Odebrecht S. A., a cambio de adjudicación de contratos para la construcción de carreteras.

 

 

Baldizón es señalado por la Fiscalía guatemalteca de asociación ilícita, cohecho pasivo y lavado de dinero u otros activos.

 

Las autoridades guatemaltecas aún no han sido nofificadas de los nuevos cargos en contra de Baldizón. Será a través de la vía diplomática que llegue la información a la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci).

 

 

Esto retrasa la deportación del político debido a que primero deberá solventar su situación y acusación federal. Esto podría demorar "varios años", confirmó una fuente. Entonces, las autoridades solicitarían una extradición hasta que termine su proceso por lavado en ese país.

 

 

El 2 de agosto pasado Baldizón ofreció disculpas en un comunicado que fue compartido en las redes sociales. Reconoció haber “cometido errores” y ofreció estar dispuesto a “resarcir” a la sociedad guatemalteca. Además, ofreció disculpas en reiteradas ocasiones a su familia, a Dios y a los guatemaltecos.

 

El 27 de agosto pasado, Baldizón dijo en una campo pagado que aceptaba ser deportado, que no piensa fugarse sino someterse a la persecución penal.

 

 

Así como dijo en un comunicado anterior, Baldizón insistió en que "se pudieron cometer errores" y hay que buscar el mecanismo legal para corregir o enmendar, pero evitó llamarlo "delito" porque ese término "implica la intención de cometer o llevar a cabo determinada acción con dolo", y esa no ha sido su intención.

 

Mientras Baldizón viene a enfrentar a la justicia, las autoridades le han identificado bienes para extinguirlos. Posee un Jaguar 2013 y un Ford Mustang 2015 edición limitada. También la casa donde las autoridades dijeron que funcionó el hotel Casa Imperial o Jardín Inglés, en El Durazno, Villa Canales, km 24.5 de la ruta a El Salvador.