Marvin Orellana rechaza señalamientos de Felipe Alejos

 

Marvin Orellana rechaza señalamientos de Felipe Alejos

 

En una citación ante la Comisión Permanente del Congreso, el diputado Marvin Orellana negó haber amenazado de muerte al diputado Felipe Alejos, con quien tuvo un altercado en el hemiciclo.

“Soy médico y cirujano y antes de graduarme hice un juramento hipocrático, soy pro vida y rechazo los señalamientos”, dijo el legislador.

Además, se refirió a Alejos así: “Entiendo que el diputado Felipe tenga problemas legales y entiendo que puedan utilizar cualquier situación para crear un distractor”. El congresista enfrenta un proceso de antejuicio por el caso Traficantes de influencias.

Orellana dijo que esto lo anima a seguir la fiscalización del préstamo que aprobó el Congreso la semana pasada que hasta por US$250 millones para apoyo presupuestario.

Orellana afirmó que evaluará la necesidad de presentar la interpelación de los ministros que van a ser beneficiados con los fondos para que le expliquen al pueblo cuál es la inversión que harán.

“No creo correcto que se aprovechen del dolor y de la situación de las personas que sufrieron daños en el Volcán de Fuego”, afirmó Orellana.

Disputa

 

El altercado por el que fue citado el diputado a la Comisión Permanente ocurrió el pasado 19 de junio cuando Orellana intentó detener la aprobación de un préstamo de apoyo presupuestario.

En inicio el conflicto era ente Orellana y el presidente del Congreso, Álvaro Arzú Escobar, debido a que quería tener la palabra y que se votara por una moción privilegiada que propuso.

omo sus solicitudes fueron ignoradas, Orellana subió al lugar de la junta directiva para reclamar que no le daban la palabra, en ese momento el alegato no pasó a más.

Sin embargo, cuando Arzú llamó a votar por el primer artículo Orellana subió otra vez y los reclamos fueron más airados.

Los reclamos de Orellana llegaron a un punto en que el diputado empujó un pichel de agua y lo derramó frente al primer vicepresidente del Congreso Felipe Alejos, que se interponía entre el diputado de Alianza Ciudadana y el presidente del Congreso.

Incluso, el diputado Boris España subió al lugar de la Junta Directiva y trató de calmar a Orellana, pero este siguió reclamando al presidente Arzú Escobar por varios minutos más.

Un día después Felipe Alejos colocó una denuncia ante la Presidencia del Congreso para que se sancionará a Orellana e indicó que ese lo insultó y hasta lo amenazó de muerte.