Mineduc suspende clases en departamentos afectados por erupción del Volcán de Fuego

 

Mineduc suspende clases en departamentos afectados por erupción del Volcán de Fuego

Por la emergencia que se vive en los departamentos de Escuintla, Guatemala y Sacatepéquez, el Ministerio de Educación (Mineduc) toma la decisión de suspender las clases para este lunes.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) había declarado alerta roja en dichos municipios debido a la emergencia luego de la erupción del Volcán de Fuego, que ha dejado hasta el cierre del domingo una cifra de 25 muertos, misma que podría incrementarse el lunes cuando se reanuden las labores de búsqueda.

El Mineduc dijo que “se siguen evaluando otras áreas aledañas que preventivamente puedan suspender actividades”.

 

La decisión tomada por las autoridades del Mineduc es “para resguardar la integridad de los estudiantes y evaluar los daños ocasionados”.

 

Además, el Gobierno de Guatemala decretó tres días de duelo por la tragedia y declaró en Estado de Calamidad Pública en los tres municipios mencionados.

Mediante Acuerdo Gubernativo se declara Estado de Calamidad Pública en los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, por las consecuencias que dejó la erupción del Volcán de Fuego, que hasta las 21:00 horas del domingo suma 25 personas sin vida.

 

Además de los 25 muertos, cifra que podría incrementar a partir del lunes 04 de junio cuando se reanuden las tareas de búsqueda, se reportan más de tres mil evacuados y aproximadamente 1.7 millones de afectados.

Según el decreto gubernativo del Consejo de Ministros, que debe ser aprobado por el Congreso de la República, esta medida se debe a que la erupción ha dejado “pérdidas de vidas humanas, daño a la infraestructura vial y habitacional, escolar de salud y otras, así como a la prestación de servicios esenciales”.

 

El Estado de Calamidad Pública tiene por objetivo “mitigar, restablecer la infraestructura, servicios esenciales y evitar mayores consecuencias, así como permitir que en los lugares en que las circunstancias lo ameriten se tomen acciones necesarias para evitar o reducir los efectos” de la erupción, la más grande de los últimos años.