Muertes por desnutrición aguda suben 79 por ciento

 

Muertes por desnutrición aguda suben 79 por ciento

En Alta Verapaz se concentra la mitad de casos de niños fallecidos este año, cuando históricamente esas cifras se daban en Huehuetenango y San Marcos.

Hasta el 26 de mayo último, el Ministerio de Salud había registrado la muerte de 25 niños menores de 5 años por desnutrición aguda, un 79 por ciento más de casos en relación con el mismo período del 2017, cuando la cantidad fue de 14.

Los registros, además, indican que casi la mitad de las muertes ocurrieron en Alta Verapaz, departamento que, si bien figuró en años anteriores por el registro de niños fallecidos, ahora concentra casi la mitad de las víctimas (11).

 

Entre el 2014 y el 2017 Huehuetenango y San Marcos fueron los departamentos que compartían la mitad de muertes de niños, según los registros en la página del Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Siinsan).

 

Los municipios de Alta Verapaz que registran muertes de menores con desnutrición aguda son Panzós, con cuatro casos; Tucurú, con dos; y San Pedro Carchá, Chisec, Fray Bartolomé de las Casas, San Cristóbal Verapaz y Santa Catalina La Tinta, con un caso cada uno.

 

Otros departamentos afectados con este tipo de muertes son San Marcos y Huehuetenango, con cinco casos cada uno; y Chiquimula, Sacatepéquez, Jalapa e Izabal, con un caso cada uno.

 

De los niños fallecidos, el 84 por ciento (21) tenían menos de 2 años de edad, y son parte del grupo que debe ser atendido por el programa Ventana de los Mil Días. De ellos, 15 murieron entre enero y febrero últimos.

 

Un choque séptico, es decir, una infección generalizada, fue la causa de muerte de 14 de los menores con desnutrición aguda, y cuatro de las 25 víctimas fallecieron en su casa.

 

Prensa Libre consultó a la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesán) sobre las razones del incremento en las muertes y el factor que hace que Alta Verapaz tenga más decesos por desnutrición aguda, pero el Departamento de Comunicación Social informó que la consulta debía hacerse al Ministerio de Salud, que recolecta los datos.

 

El jefe de la Sesán, Juan Carlos Carías, no respondió a las llamadas efectuadas a su teléfono celular.

 

Por su parte, el ministro de Salud, Carlos Soto, respondió que se hacen los análisis y que será el próximo lunes cuando tengan un panorama sobre lo que ocurre.

 

Los datos del Siinsan también indican que hasta el 16 de junio se habían detectado cinco mil 966 menores de 5 años con desnutrición aguda.

Durante el gobierno del Partido Patriota se impulsó el Pacto Hambre Cero, con el cual se pretendía reducir la desnutrición crónica en 10 por ciento durante toda la administración.

 

En el 2013, el Gobierno anunció una reducción del 1.7 por ciento en la desnutrición crónica y lo atribuyó al trabajo del Pacto Hambre Cero; sin embargo, al analizar las encuestas que servían de base para ese logro se encontró que la reducción ocurrió en niños mayores de 2 años y que no habían sido atendidos por el programa.

 

Por el contrario, se incrementó el porcentaje de niños con desnutrición crónica cubiertos por la Ventana de los Mil Días, bajo el Pacto Hambre Cero. En su informe de tercer año de gobierno, el entonces presidente Otto Pérez Molina destacó esa reducción en la desnutrición crónica, así como la baja de 26 por ciento en la mortalidad infantil y que la desnutrición aguda se redujo en 15%; no obstante, sectores indican que no hubo acciones que justificaran esas bajas.