Partidos políticos ya han proclamado a 17 binomios presidenciales (y faltan más)

Partidos políticos ya han proclamado a 17 binomios presidenciales (y faltan más)

 

 

Partidos políticos ya han proclamado a 17 binomios presidenciales (y faltan más)

 

Durante la fiesta cívica, que se desarrollará el 16 de junio, serán electos el presidente y vicepresidente de la República, 340 corporaciones municipales, 160 diputados al Congreso y 20 al Parlamento Centroamericano, que en total hacen tres mil 968 funcionarios.

 

En los comicios podrán participar más de siete millones de ciudadanos que están empadronados.

 

A la fecha han sido proclamados los candidatos presidenciales de los partidos Valor, Todos, Unidad Nacional de la Esperanza, Unionista, Unión del Cambio Nacional, Visión con Valores, FCN-Nación, Compromiso Renovación y Orden, Convergencia, Winaq, Fuerza, Unidos, Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca y Vamos.

 

A estos se suman los binomios proclamados el fin de semana último de los partidos de Avanzada Nacional (PAN), Productividad y Desarrollo (PPT) y Victoria.

 

Quedan pendientes de celebrar asambleas generales los partidos Encuentro por Guatemala, Humanista, Partido Liberal de Guatemala, Prosperidad Ciudadana, Avanza,

 

Movimiento para la Liberación de los Pueblos, Podemos, Partido Libre, y Semilla.

 

Aunque el partido Bienestar Nacional (Bien) ya efectuó su asamblea general no proclamó candidatos a la presidencia y vicepresidencia.

 

Por lo menos 10 organizaciones políticas que no han efectuado asambleas generales corren para cumplir con sus asambleas municipales y departamentales. Algunos más que otros, como es el caso de Libre y Semilla, quienes tiene previsto proclamar a sus candidatos en marzo.

 

Hasta el domingo último, 17 candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia de la República habían sido proclamados y otras 10 agrupaciones están pendientes de efectuar asambleas generales. 

 

A continuación, se presentan los binomios nombrados, en orden alfabético del apellido de quien encabeza el binomio.

 

Roberto Arzú y José Antonio Farias, PAN

Guillermo Cabrera y Ricardo Sagastume, Todos

Pablo Ceto y Blanca Estela Colop, URNG

José Luis Chea Urruela y Mario Guillermo González, PPT.

Pablo Duarte y Roberto Villeda, Unionista

Carlos Eggenberger y Antonio Rodríguez, Viva

Héctor Estrada y Yara Argueta, Creo

Mario Estrada y Javier Castillo, UCN

Estuardo Galdámez y Betty

Marroquín, FCN-Nación

Alejandro Giammattei y Guillermo Castillo, Vamos

Benito Moran y Claudia Valiente Convergencia

Mauricio Radford y Abundio Maldonado, Fuerza

Zury Ríos y Roberto Molina, Valor

Amílcar Rivera y Érico Can Saquic, Victoria

Sandra Torres y Carlos Morales, UNE

Luis Velásquez y Arturo Soto, Unidos

Manuel Villacorta y Liliana Hernández, Winaq

 

Las elecciones previstas para el 16 de junio del 2019, en su primera ronda, permitirán depurar el sistema de partidos políticos, pues se calcula que poco más de la mitad podrían sobrevivir al laberinto que representa la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP) y sus reformas del 2016, según prevén políticos y analistas.

 

Entre los primeros obstáculos que deben sortear los partidos políticos está proclamar un binomio presidencial, pues si no lo hacen corren el riesgo de ser cancelados. Esta disposición termina con la estrategia que empleaban algunas organizaciones de no competir y guardar “la ficha” para otras elecciones, tal como lo hicieron en alguna ocasión el Partido Libertador Progresista y Café, entre otros.

 

 

En caso de que algún partido político no logre alcanzar acuerdos para nombrar candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia, la LEPP ofrece como alternativa que nombre candidatos a diputados en por lo menos la mitad de los 23 distritos electorales —21 departamentos y el de Guatemala, que se divide en Distrito Central y Distrito Departamental—.

 

Correr con esta fórmula, según analistas políticos, es marchar cuesta arriba, porque además tendrá escasa publicidad, porque las reformas a la Ley solo otorgan un 25 por ciento del financiamiento público, que equivaldría a apenas unos Q750 mil. Además, el binomio presidencial es el que levanta la imagen del partido y atrae votos, afirman.