Presidente oficializa retiro del Ejército de tareas de seguridad en la zona 18

 

 

 

Presidente oficializa retiro del Ejército de tareas de seguridad en la zona 18

 

El presidente Jimmy Morales asistió hoy al acto oficial de retiro de las fuerzas armadas de tareas en la zona 18.

 

En su intervención el mandatario aseguró que la participación del Ejército junto con la Policía Nacional Civil fue clave para la reducción en la tasa de homicidios en el país.

 

Previo a la llegada del mandatario integrantes de la Asociación de Vecinos de la colonia El Paraíso II, de la zona 18, pidieron que no se retire el destacamento militar que se ubica en esa colonia.

 

Morales indicó durante su asistencia “quiero llamar a la Policía Nacional Civil (PNC) a una reflexión, tienen una responsabilidad muy grande, reconozco su autodepuración día a día, y quiero reconocer el esfuerzo que hicieron con el Ejército para reducir los homicidios de una tasa de 49 a 25 homicidios por 100 mil habitantes”.

 

El mandatario reiteró que el Ejército deja las tareas de seguridad ciudadana en respeto a los compromisos adquiridos en los Acuerdos de Paz, en 1996, y que esta institución no será reducida, sino únicamente desplegada a otras áreas del país con poca presencia del Estado.

 

“Este retiro no debe afectar la confianza de la población, marca una nueva etapa de modernización del Ejercito y de la PNC” afirmó Morales.

 

Por su parte, el ministro de la Defensa, Luis Miguel Ralda, reiteró que el papel del Ejército fue clave en la reducción de la violencia homicida, y citó como ejemplo el despliegue de la Fuerza de Tarea Maya,  hace cinco años en Las colonias El Limón, Alameda I, II, III y IV y San Rafael, de la zona 18.

En su discurso el Presidente también realizó un nuevo llamado a los ciudadanos para que el 16 de abril asistan a las urnas como parte de la Consulta Popular.

 

Morales resaltó que la participación de los guatemaltecos permitirá al país resolver el diferendo territorial con Belice, y definir las fronteras entre ambas naciones, a partir de lo que resuelva la Corte Internacional de Justicia, de ganar en los dos países el sí.