Tasa de homicidios continúa con tendencia a la baja

 

 

Tasa de homicidios continúa con tendencia a la baja

 

 

En 2018 se redujo en ambos sexos, esto signifi ca que por cada mujer víctima hay ocho masculinas.

 

 

La violencia se reduce año con año. Esto es lo que los indicadores revelan a nivel nacional al analizar los datos en el corto y largo plazo.

 

 

En 2017 se reportó una tasa de 26.4 por cada 100 mil habitantes, en tanto en 2018 cerrará con una tasa de 22.4 por cada 100 mil. Esto refleja un descenso de 4 puntos en los dos últimos años, de acuerdo con cifras del Observatorio de la Violencia de la Asociación Civil Diálogos.

 

 

“Es positivo, pues significa que hemos reducido la violencia un 14 por ciento en los últimos 12 meses”, explica Carlos Mendoza, investigador de Diálogos. Además, que la reducción de homicidios en ambos sexos ha sido mayor.

 

 

En la tasa de hombres fue de 39.2 por cada 100 mil y en mujeres la tasa fue de 6.4; esto en cifras generales indica que la relación es que por cada mujer víctima hay ocho masculinas, dice el experto. Añade que el periodo de referencia son los últimos doce meses, es decir, un año completo de información.

 

Los indicadores de Diálogos coinciden con el reporte mensual que elabora la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad. En cantidades absolutas, los datos de esta institución indicaron que hasta el mes de noviembre del año pasado se registraron 3 mil 561 homicidios en comparación a los 4 mil 87 registrados en el mismo periodo del 2017.

 

 

Con algunas diferencias, Diálogos estima la cifra en 3 mil 828 homicidios (al 31 de diciembre de 2018), mientras que se reportaron 4 mil 424 muertes en el 2017, según los datos de Policía Nacional Civil (PNC).

 

 

SE HAN SALVADO VIDAS

 

 

Las tasas de homicidios reflejan un descenso permanente desde 2010. Según analistas, es el resultado de las políticas de largo plazo implementadas para reducir hechos de violencia. Mendoza estudia actualmente este fenómeno y busca integrar las opiniones de académicos e investigadores.

 

 

“Parte de las razones de esta tendencia residen en cambios legislativos y organizativos que han aportado resultados”, expone. Una de estas es que se mejoró la coordinación entre las entidades del sector justicia: fiscalías y PNC.

 

 

Como segundo punto, la creación del Inacif y el aporte de la huella balística en la investigación criminal, además, la creación del Departamento de Investigación Criminal de Delitos contra la Vida de la PNC, la creación de la ley contra la delincuencia organizada, creación de la fi scalía contra el crimen organizado, la ley de escuchas telefónicas, en suma, una profesionalización en la investigación criminal, entre otras acciones, que como resultado han permitido salvar miles de vidas.

 

 

“Si la tendencia de homicidios en 2009 (46.8 homicidios por cada 100 mil habitantes) se hubiera mantenido constante, con los indicadores actuales se han salvado 20 mil vidas”, estima Mendoza. Expone que actualmente además de aportar datos, Diálogos está interesado en profundizar en estos para aportar qué estrategias funcionan y cuáles no.

 

 

Evelyn Espinoza, investigadora senior de Diálogos explica que parte de las acciones para reducir indicadores de homicidios en el corto plazo se relacionan con la incautación ilegal de armas y las requisas carcelarias, si bien esta medida no es sostenible en el largo plazo.

 

 

OTROS PUNTOS DE VISTA

 

 

Mario Polanco, director del Grupo de Apoyo Mutuo (GAM), entidad que también elabora informes sobre violencia nacional, señala que las cifras posicionan actualmente a Guatemala como el de menor número de homicidios entre los países del Triángulo Norte.

 

 

 

“Es el único país que ha tenido logros significativos en seguridad ciudadana, esto como resultado de las políticas de seguridad implementadas a partir de 2009”, afirmó. Sin embargo, considera que tampoco es un éxito que se tengan más de 3 mil 500 a 4 mil muertes cada año.

 

 

Reflexiona también sobre la continuidad de estas políticas, desde el arribo al Ministerio de Gobernación de Enrique Degenhart, quien ha puesto en peligro la estabilidad y continuidad en la carrera policial. “Hay peligro de que se implante una policía judicial”, resaltó.

 

 

Diferencias en mediciones

 

 

Obtener un dato consolidado de las cifras de homicidios en el país, requiere un análisis comparativo entre las dos instituciones que llevan a cabo esta contabilidad, y en donde ninguna de las dos ofrece cifras exactas.

 

 

Por un lado, la Policía Nacional Civil (PNC) registra solamente los casos que se dan en la escena del crimen, pero no da seguimiento a los heridos que fallecen por sucesos violentos. Mientras que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) incluye en sus reportes los suicidios y los accidentes, lo cual también eleva las cantidades.

 

 

 

Por otro lado, esta institución reporta el lugar donde se hizo la necropsia, no el lugar donde ocurrió el hecho, explica el analista Mendoza.