Temporada de lluvias está por finalizar

 

 

Temporada de lluvias está por finalizar

 

El meteorólogo César George explicó que el descenso de la precipitación pluvial será gradual, desde el 15 al 25 de octubre, primero dejará de llover en la meseta central y el oriente; sin embargo, en Petén, la Franja Transversal del Norte y el Caribe, se mantendrán algunas lluvias que estarán asociadas al ingreso de los primeros frentes fríos.

 

De acuerdo con el experto del Insivumeh, en los días que restan de la época de lluvia es cuando mayor precaución se debe tener, puesto que suelen ser los más riesgosos por la saturación de los suelos.

 

 

Añadió que, aunque deje de llover el 25 de octubre, no se descarta que algún fenómeno climático, pueda afectar al país, sobre todo porque la temporada de huracanes oficialmente finaliza el 30 de noviembre.

 

 

En la última semana, el huracán Michael, que se dirige hacia la costa este de EE. UU. ha causado fuertes lluvias en Guatemala. En algunos departamentos ha causado el desbordamiento de ríos e inundaciones.

 

 

David de León, portavoz de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), dijo que los principales acumulados de humedad se registran en la costa sur y el centro del país, debido a las lluvias intensas de las últimas 48 horas.

 

Subrayó que en estos puntos se mantienen un monitoreo específico, por posibles crecidas de ríos, derrumbes o deslizamientos en áreas cercanas a la cadena volcánica. También se centra la atención en el altiplano guatemalteco por ser un área más susceptible a emergencias por lluvias.

 

 

Las precipitaciones de las últimas horas han causado problemas en áreas de Petén, Chimaltenango, Santa Rosa, Jutiapa y en Escuintla debido al descenso de lahares del Volcán de Fuego.

 

 

Comienza el frío

 

 

George explicó que en la última semana de octubre o la primer de noviembre estaría ingresando al país el primer frente frío, inmediatamente después de que finalice el invierno se espera la llegada del primer frente frío

 

El experto afirmó que no se espera que sea una temporada fría muy activa ya que, de acuerdo con experiencias de años anteriores, cuando el país es afectado por el fenómeno de El Niño (sequía), no se producen tantas ondas.

 

Sin embargo, agregó George, las dos o tres ondas frías que traerán el frío más intenso podrían generar temperaturas de hasta 7 grados centígrados en la capital y de -5 hasta -7 en el altiplano.

 

 

Estas ondas, causarán que los vientos puedan aumentar hasta 70 kilómetros por hora en la capital y hasta 100 kilómetros por hora en el cañón de Escuintla.

 

 

George dijo que Guatemala lleva 10 años de no tener temporadas frías tan activas. Según registros del Insivumeh, en la capital, fue en el año 2000 cuando se produjo el descenso más brusco de temperatura, cuando los termómetros alcanzaron los 5 grados centígrados.

 

 

Mientras que en Quetzaltenango, en los años 2008  y 2009, el frío alcanzó los -5.4 grados.