TSE reduce filtros para evitar que contratistas sean candidatos

 

 

 

 

TSE reduce filtros para evitar que contratistas sean candidatos

 

En una sola reunión, el pleno de magistrados decidió estos cambios sobre los requisitos.

 

Ayer, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) publicó en el Diario de Centro América las últimas reformas al Reglamento de la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEPP), en las que eliminó –para quienes quieran ser candidatos a cargos públicos– la obligación de presentar tres constancias aprobadas inicialmente para garantizar que los postulantes no han sido contratistas del Estado durante los últimos cuatro años. Anteriormente el Tribunal ya había eliminado otro requisito para ser inscrito como candidato.

 

 

La primera de las condiciones retirada del Reglamento fue la que debía ser emitida por la Contraloría General de Cuentas (CGC) sobre la carencia de contratos a nombre del candidato, o que este figurara como representante legal de una empresa.

 

 

También fueron eliminadas las constancias del Registro de Precalificados de Obra del Ministerio de Comunicaciones de no figurar como parte de una empresa; y una más que debía ser emitida por el Ministerio de Finanzas, con la que se garantizaría que, a la fecha de solicitar la inscripción, el aspirante no tuviera ningún contrato vigente con el Estado o pendiente de liquidar.

 

 

En marzo de 2018, los magistrados suprimieron el inciso 4 del Artículo 53 del Reglamento de la LEPP; en el cual se establecía que los aspirantes debían tramitar una constancia del Registro Mercantil de no figurar como propietario o representante legal de empresa individual.

 

 

CONFLICTO DE INTERESES

 

 

Los cambios al Reglamento fueron avalados por cuatro de los cinco togados del TSE: Mario Elizardi (presidente), Rudy Pineda, Jorge Valenzuela y Julio Solórzano; mientras que Eugenia Mijangos emitió un voto razonado disidente, por considerar que con la modificación “no se está contribuyendo a erradicar de alguna forma el conflicto de intereses”.

 

 

Según Mijangos, se debió incluir una constancia de solvencia fiscal y la certificación del Registro Mercantil que fue eliminada en marzo.

 

 

Aguilar Elizardi dijo que los requisitos fueron eliminados porque las instituciones no podían extenderlas. Agregó que a los candidatos se les exigirá una declaración jurada de que no son contratistas y que además servirá para garantizar su “idoneidad”; y tendrán que presentar finiquito y carencia de antecedentes penales.

 

 

ALCALDES CONTRATISTAS

 

 

De acuerdo con la magistrada Eugenia Mijangos, las condiciones actuales son poca garantía para que los candidatos cumplan con los principios constitucionales de “idoneidad y honradez” y para evitar que se inscriban contratistas, pues en los comicios de 2015 varios de los alcaldes cuyos cargos fueron revocados por tener contratos con el Estado, antes habían presentado declaraciones juradas en las que negaban esa condición.

 

 

“Lo que configura la calidad de contratista, no es el hecho de que tenga un contrato vigente, sino su trayectoria como contratista”.