Un millón de niños y jóvenes no reciben clases por paro de maestros

 

 

Un millón de niños y jóvenes no reciben clases por paro de maestros

Las clases que se han interrumpido en al menos seis departamentos durante más de 20 días, afecta, según sondeos de Empresarios por la Educación, a casi un millón de estudiantes.

Según Empresarios por la Educación, los departamentos más afectados hasta ahora por el paro son Jalapa, Jutiapa, Escuintla y El Progreso.

Mientras el paro continúa, el ministro de Educación, Óscar Hugo López,  le restó importancia a la manifestación y al impacto que tendría en los estudiantes.

“No todas las escuelas de donde vienen los profesores que están protestando están cerradas. Se están turnando para atender a los alumnos”, dijo el ministro.

Según López, unos 80 mil estudiantes no están recibiendo clases de manera regular, por el paro, principalmente en el nivel primario, cifra que contrasta por mucho con el monitoreo que ha hecho Empresarios por la Educación, alimentado por reportes directos de la comunidad educativa.

De acuerdo con el Mineduc, además de los maestros instalados en la Plaza de la Constitución, 25 direcciones departamentales están tomadas por sindicalistas.

El ministro insistió en que “no tiene sentido el movimiento” y que se giró la instrucción a los supervisores de revisar las ausencias de los maestros para aplicar sanciones.

Un grupo de maestros ya lleva dos días ocupando la Plaza de la Constitución como medida de presión para que se apruebe un incremento presupuestario de Q961 millones que financien el pacto colectivo firmado con el Ministerio de Educación.

“Vamos a estar acá hasta que se resuelva (…) Se están dando medidas dilatorias”, dijo ayer Joviel Acevedo, en uno de los frecuentes mensajes que dirige desde un camión que tiene instalado un equipo de sonido que el martes amenizó una improvisada fiesta en la Plaza.

De acuerdo con el Mineduc, unos 10 mil docentes se unieron al paro de labores y apoyan al Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (STEG).