Tanta paja….para más de lo mismo

Por VINICIO Aguilar

 

Está columna puede ser leída antes o después de la elección de la Junta Directiva del Congreso para el 2018 y el titular seria el mismo, el sentir de la población de igual manera y esto lo afirmo sin inclinaciones de derecha, izquierda, centro, arriba o abajo, esos sectores en muchos lugares del mundo y en Guatemala ya no son representativos, el de la extremidad del lado del corazón, canta las melodías de Cabral o Cortez y lee a Osho, pero vive en el condominio que construyo su oponente  y viste de diseñador.

Así están las cosas en Guatemala, cada fin de año no se logra elegir al presidente del Congreso de la Republica para el periodo que se avecina y se llega hasta la última fecha, y los medios de Comunicación titulan, cual cronistas deportivos -otra vez mas de los mismos- y se dan a conocer alianzas y salen “sepulcros blanqueados” descalificando a sus colegas, con los que almuerzan, departen y reparten, pero ahora toca hacerles el feo, aunque tengan fotos de ellos en la billetera.

Puede quedar cualquiera de los 158 diputados, el sentir del ciudadano pensante, no  el del “acarreado” y “gritón”, es que no creen en ese sector político del país, en nadie, asítengan apellidos y rasgos de sangre azul, o sean de maíz y hoja de tamal, al fin y al cabo están sumergidos en la misma fosa.

Los medios de Comunicación se encargan de trasladar nombres, chismes, datos inconcretos, otros sustentados, pero al final se reduce a que existe componenda para llegar a ocupar la presidencia del Legislativo y pasar un año más sin gloria alguna que los guatemaltecos pudiéramos reconocer en ese sector político, más que escuchar otro poco de lo mismo y descubrir sus torpes maniobras.

La búsqueda de los llamados consensos, es sinónimo de ofertas cual mes de Diciembre o entrega de bono 14, se dice mucho, se logra comprobar poco, pero que los arreglos para la obtención de votos no son gratis, eso es cierto…o no ¿?

El descredito hacia los diputados, resta credibilidad en sus actos, el empecinamiento de muchos a la curul es mal visto, apesta, no refleja el gasto en salarios y más, a lo que produjeron como legisladores durante su período de 4años como padres de la patria de los que miles como dice el trillado dicho, “preferible ser huérfano” y no ser objeto del descredito.

No va a pasar nada bueno para la sociedad guatemalteca, no va a cambiar nada en este país desangrado por la  violencia, pírrico por la desnutrición y marginado por los inversionistas que ven como desde el Legislativo se baila siempre la misma canción, puede quedar cualquiera, pongan a que quieran y lean esta columna a finales del 2018 o inicios del 2019 y me darán la razón.

Los invisibles, los legisladores que ni en su casa les creen que sean diputados pues no figuran, no son incluidos en los medios de comunicación, solo levantan la mano y portan su credencial, también son responsables por ocupar un cargo y no hacer nada, muchos de estos también serán “untados” previo a la elección, su bono 15  llegara en especie o en cash, pero que llega….llega.

Amen.

ESTADO DEL TIEMPO

Go to top