Disfrazando el Financiamiento

 

 

Disfrazando el Financiamiento 

I parte

Por VINICIO Aguilar

 

El próximo proceso y el evento como tal de las Elecciones Generales para el 2020 serán en término de estrategias publicitarias y de proselitismo muy diferentes a los vividos durante las últimas contiendas electorales, vistosas de buenos, malos y mediocres spots de televisión, radio y desplegados de página completa de la parte impresa,  cuyo único objetivo es captar votantes por medio de buenas propuestas, unas malas y otras llenas de “pajas” que ni ellos se la logran creer.

 

 

El primer y gran tropiezo será como disfrazar los millones de quetzales para sufragar los gastos, en especial porque ahora será delito y fiscalizado, por el Tribunal Supremo Electoral, que como dijo el vicepresidente Jafeht Cabrera “si no se creen competentes o no pueden que digan, pero que no busquen ayuda extranjera para que les enseñe su trabajo” refiriéndose al cuestionado  y sumamente criticado  acuerdo, pacto como le quieran llamar con la CICIG.

 

 

Los medios de Comunicación en términos generales serán los afectados, pues con ansia esperan la llegada de las campañas electorales  para ofertar a los partidos políticos sus jugosas y bien pagadas pautas publicitarias, con atractivas bonificaciones, regalo de impresiones o tiempos aire, uno que otro compromiso de bajo de la mesa, hasta promesas para los propietarios o ejecutivos  si el partido sale triunfante.

 

 

Los jefes, directores o encargados de campaña deberán saber muy bien cómo distribuir sus recurso, donde invertir y hasta en que hacerlo, pues de lo contrario a la hora de pasarles el lazo fiscalizador les darán color que las cuentas no cuadran con los aportes sanos o insanos de los colaboradores, y entonces abra cárcel para el o los responsables. 

 

 

Es acá donde surgirán los nuevos actores en la contiendan, los magos de la finanzas cuyo reto será disfrazar los aportes millonarios, asesorarse para que mucho de los dicho no se tome como publicidad, pactar “entrevistas”, presencia mediática en parques, barrios, centros comerciales, bares y hasta donde las….para tomarse su sopa de cebolla, de caracol o caldito de pata, cuidando a como dé lugar el manejo de los celulares, para evitar un resbalón en el “Genetic Majestic Club” al fin de todo, voto es voto sea este duro o blando.

 

 

Los partidos de tradición participaran, los de medio hervor serán los más  buscados por los que aún  no tienen ni tendrán vehículo político y de las nuevas propuestas saben que si bien logran alguna posición y no son borrados por el “poderoso” TSE esperan pacientemente para el evento del 2024 y el que quede en el segundo lugar, si continua la constante de que a la tercera es la vencida pues continuara como el partido de oposición o “negoción”.

 

 

Los “magos” de las finanzas se están entrenando, están ensayando y buscando como ilustrarse para que no los cachen en manejos abultados de fianzas, los politiqueros están aprendiendo nuevas tácticas de como negociar puestos y ofrecer sin de dejar huella, ahora será de palabra, de boca a boca y aguantarse el mal aliento a traición.

 

 

Mientras esto llega, y se desarrollan las asambleas, se bajaran nombres, se trasladan presentaciones y surgen nuevas opciones políticas…..esto continuara.