Dimite directiva de Uber tras revocación licencia en Londres y presidente saldrá a su rescate

La responsable de la empresa de taxis privados Uber en el norte de Europa anunció su dimisión tras la revocación de la licencia para operar en Londres y el nuevo presidente de la compañía, Dara Khosrowshahi, viajará a Londres el martes para reunirse con las autoridades del transporte municipal por la revocación de su licencia operativa.

"Decidí cambiar a algo nuevo y excitante. Me voy de Uber con grandes recuerdos, amistades y muchas experiencias asombrosas", escribió Jo Bertram en un mensaje a sus compañeros.

La empresa estadounidense sufrió un duro golpe hace diez días cuando las autoridades londinenses anunciaron que no iban a renovar su licencia operativa por considerar que no velaba suficiente por la seguridad de los pasajeros.

Un portavoz de la empresa negó que la dimisión tenga que ver con los problemas en Londres.

El nuevo presidente de la compañía de taxis privados Uber, Dara Khosrowshahi, estará en Londres el martes para reunirse con las autoridades del transporte municipal por la revocación de su licencia operativa.

Khosrowshahi se reunirá con Mike Brown, de Transport for London (TfL).

"Como dijo el lunes, queremos trabajar con Londres para hacer las cosas bien", dijo un portavoz de Uber.

Un vocero de TfL respondió: "después del acercamiento de Uber, y a demanda del alcalde (Sadiq Khan), el comisionado de transporte" se reunirá con Khosrowshahi.

Khosrowshahi pidió disculpas el lunes a los londinenses por los "errores" que llevaron a la revocación de su licencia en la ciudad, apelada ante la justicia.

La ciudad revocó la licencia de la empresa estadounidense por razones de seguridad para el público, lamentando entre otras cosas que Uber no verificase los antecedentes penales de sus conductores.

El pasado julio, un conductor de Uber fue condenado a 12 años de cárcel por tratar de violar a tres clientas ebrias, en tres incidentes separados.

Exjefe de Uber nombra de manera sorpresiva a dos directores

El expresidente Ejecutivo de Uber Travis Kalanick nombró unilateralmente el viernes a dos nuevos miembros para la junta de directores, en un sorpresivo movimiento que incrementó la tensión dentro del liderazgo de la popular empresa de transporte.

Kalanick, quien fue presionado en junio para renunciar a la presidencia de Uber, dominante en el mercado de servicio de transporte solicitados a través de teléfonos inteligentes, mantiene considerables derechos de votación en la empresa privada de la cual es cofundador.

El viernes, designó para la junta de directores a Ursula Burns, expresidenta Ejecutiva de Xerox, y a John Thain, expresidente de CIT Group, Merrill Lynch y New York Stock Exchange.

Los nombramientos llegaron antes de una votación de la junta la próxima semana sobre la reducción del poder de votación de Kalanick, reportaron medios estadounidenses.

"Ursula y John son dos líderes sumamente dotados con una amplia experiencia en el Consejo", dijo Kalanick en un comunicado.

"Estoy nombrando estos puestos ahora a la luz de una reciente propuesta del Consejo para reestructurar dramáticamente el Consejo y alterar los derechos de votación significativamente", dijo.

El Consejo no fue consultado sobre estos nombramientos.

"Los nombramientos de la señora Burns y el señor Thain para el Consejo de directores de Uber han sido una completa sorpresa para Uber y su Consejo", dijo la compañía en una declaración.

 

La noticia fue reportada primero por el Wall Street Journal y el sitio en línea Recode.

La Junta de directores de Uber está repartida entre detractores y los que apoyan a Kalanick, quien había impulsando con fuerza la expansión de la compañía global, pero cuyo impetuoso estilo lo complicó.

Las tensiones aparentemente se profundizaron en agosto con el nombramiento de Dara Khosrowshahi, exjefe del gigante de viajes Expedia, como la nueva cabeza de Uber.

 

 

ESTADO DEL TIEMPO

Go to top