Tres presidentes y dos paraguas; la imagen más comentada de la final del Mundial 2018

 

 

Tres presidentes y dos paraguas; la imagen más comentada de la final del Mundial 2018

La intensa lluvia que ha caído sobre Moscú no fue obstáculo para que se llevara a cabo la entrega de premios después de la final entre Francia y Croacia. 

Los dos equipos desfilaron ante las autoridades mientras el agua se convertía una molestia para todos menos para el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

Mientras tanto, Emmanuel Macron, presidente de la República Francesa, y Kolinda Grabar-Kitarović, presidenta de Croacia, no corrieron con la misma suerte. La situación no pasó desapercibida en las redes sociales.

El presidente de Rusia fue el único que ha tenido paraguas de la organización o de su servicio de seguridad. El presidente ruso fue el único que se resguardo de la intensa lluvia que se hizo presente durante la ceremonia de premiación de la final del mundial.

Durante la ceremonia de premiación de la final del mundial de Rusia 2018, en la cual la selección francesa se impuso por marcador de 4 a 2 a su similar de Croacia, el mal tiempo se hizo presente.

Mientras los integrantes de ambos equipos subían al podio colocado sobre la cancha del estadio Luzhniki, para recibir sus medallas correspondientes, la lluvia se hizo presente empapando a todos los presentes en el lugar.

Sobre la estructura se encontraba la plana mayor de la FIFA, así como la presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic y su homólogo de Francia, Emmanuel Macron, además de Vladimir Putin.

Ante las condiciones climatológicas, colaboradores del presidente ruso acudieron de inmediato en su ayuda para cubrirlo con paraguas, dejando a los otros mandatarios a merced de intensa la precipitación.

En cierto momento, se les ofrecieron sombrillas tanto a Grabar-Kitarovic como a Macron, sin embargo ambos la rechazaron y decidieron seguir bajo la lluvia, felicitando a los futbolistas por su desempeño en el partido.

Con el paso del tiempo, la organización ha visto que estaba proyectando una imagen lamentable en uno de los acontecimientos con más audiencia en el mundo y decidieron solucionarlo con más paraguas.