Aceptan la derrota: Microsoft abandona su apuesta móvil y recomienda cambiarse a iOS o Android

 

 

 

Aceptan la derrota: Microsoft abandona su apuesta móvil y recomienda cambiarse a iOS o Android

 

 

Microsoft desistió en su intento por promover los Windows Phone, que no se asentaron en el mercado.

 

 

El gigante estadounidense del software Microsoft anunció este viernes que en diciembre dejará de ofrecer apoyo técnico para Windows 10 Mobile, lo que supone abandonar definitivamente su apuesta en el mercado de los móviles, y recomendó a los usuarios cambiarse a sistemas operativos iOS  o Android. 

 

 

En un mensaje en su página web de asistencia a los clientes, la empresa con sede en Redmond (estado de Washington, EE.UU.) indicó que el 10 de diciembre de 2019 dejará de enviar “nuevas actualizaciones de seguridad, reparaciones de código, asistencia gratuita y actualizaciones de contenido técnico”.

 

 

“Con el fin del apoyo técnico para el sistema operativo Windows 10 Mobile, recomendamos que los clientes cambien a dispositivos con Android (propiedad de Alphabet, matriz de Google) o iOS (el sistema operativo de los iPhones de Apple)”, indicó la firma estadounidense.

 

 

En la práctica, el anuncio de este día de Microsoft significa el abandono definitivo de su apuesta por los móviles, un campo en el que generó grandes expectativas hace una década, pero en el que en los últimos años ya ofrecía la sensación de haber tirado la toalla por completo.

 

 

De hecho, en los últimos tiempos la compañía que dirige Satya Nadella ya había adoptado “de facto” por Android como sistema operativo para sus aplicaciones, y sus productos de edición Office están disponibles tanto para este sistema como para iOS.

 

 

En septiembre de 2013, en plena efervescencia del proyecto de móviles de Microsoft, la compañía adquirió la unidad de teléfonos móviles de la finlandesa Nokia por US$7,200 millones, pero solo dos años después, en 2015, ya dio la operación por fracasada y despidió a 8 mil trabajadores.

 

 

El pasado lunes, la firma de Redmond también anunció que dentro de un año, el 14 de enero de 2020, dejará de ofrecer apoyo técnico para su sistema operativo Windows 7 en ordenadores, todavía uno de los más usados, lo que hará a quienes sigan utilizándolo más vulnerables a ataques de piratas informáticos.